Vivir

Aunque se permite la pesca, sí establece ordenamiento y regulaciones en zona alrededor de la Isla del Coco

Pescadores objetan plan de manejo en Montes Submarinos

Actualizado el 22 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Cámara de palangreros interpuso un recurso de nulidad y frenó el proceso

Sin plan de manejo, no se podría autorizar el uso del área para buceo, pesca y ciencia

Vivir

Pescadores objetan plan de manejo en Montes Submarinos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aunque no se oponen al área marina conocida como Montes Submarinos, sí objetan algunas de sus regulaciones de pesca.

Por esa razón, la Cámara Nacional de la Industria Palangrera presentó un recurso de nulidad a la aprobación del plan de manejo de esta área marina protegida que circunda Isla del Coco.

Los argumentos de la cámara, que agrupa a unas 500 embarcaciones que utilizan el palangre como arte de pesca en el Pacífico, son que no se les compartió el texto completo del plan y, a su criterio, no se le consultó al Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) como ente rector de pesca.

“Sí queremos que se haga el ordenamiento pesquero, pero bien hecho y no afectando al sector”, dijo Mauricio González, director de la cámara de palangreros.

“Si el recurso se sigue explotando como hasta ahora, ya no va a haber absolutamente nada para repartir. La propuesta nuestra sigue siendo que el recurso debe ser regulado y manejado de forma diferente. No nos vamos a echar para atrás porque esto es un beneficio tanto para ellos como para todo el Estad

o costarricense”, dijo Rafael Gutiérrez, director del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac).

Nueva área. El Área Marina de Manejo Montes Submarinos se creó por decreto ejecutivo 36452-Minae, el cual se publicó en el diario oficial La Gaceta (N.° 121) en 2011.

Este es un espacio marino de 9.640 kilómetros cuadrados que incluye a Isla del Coco y le sigue en tamaño a las islas Galápagos.

Procura conservar formaciones coralinas de profundidad y proteger sitios de agregación de especies, así como áreas de tránsito de peces como tiburones, atunes y dorados, cetáceos y tortugas que están en peligro de extinción.

Además, Montes Submarinos estrena una nueva categoría de manejo creada en 2009 que, contrario a los parques nacionales, sí permite el uso sostenible de los recursos.

“El interés nuestro no es tener una protección absoluta, pero sí un uso controlado y racional de los recursos”, comentó Gutiérrez.

En este sentido, Incopesca podrá otorgar licencias de pesca deportiva y comercial con base en el ordenamiento pesquero que dicte el plan de manejo.

PUBLICIDAD

Todas las áreas silvestres protegidas requieren de un plan de manejo para operar. Es la herramienta que permite planificar y regular.

El proceso de construcción de este plan se extendió desde diciembre de 2011 hasta junio de 2013. Tuvo un costo de $150.000 que se cubrió con el dinero aportado por los proyectos de cooperación de Conservación Internacional (CI), BIOMARCC –GIZ, y la Asociación Costa Rica por Siempre (ACRXS).

Tras un proceso participativo de consulta, el comité técnico elaboró el documento.

“En el expediente administrativo consta la participación de todos los sectores: pesca, turismo, ciencia... que son los interesados y usuarios del recurso. Estos participan, construyen y negocian, pero al final Sinac es quien tiene que tomar decisiones estratégicas”, comentó Pamela Castillo de ACRXS.

Aunque el recurso de nulidad interpuesto aduce que no se consultó a Incopesca, el documento sí deja constancia de su participación como integrante del comité técnico.

Aunque se intentó conocer la versión del presidente de Incopesca, Luis Dobles, no se obtuvo respuesta a los mensajes telefónicos y correos electrónicos enviados por La Nación .

Una vez listo, el plan de manejo se presentó a todos los actores en mayo. Según González, se dio a conocer pero no se les compartió el documento.

Ante las dudas del sector, González dijo que el viceministro de Agua y Mares, José Lino Chaves, se acercó a dialogar con ellos.

“Para hacer el proceso transparente, don José Lino les pidió las dudas por escrito. Aunque se tuvieron varias sesiones, el sector nunca llegó con una propuesta oficial sobre acuerdos y desacuerdos”, comentó Jacklyn Rivera, asesora técnica del viceministerio de Agua y Mares.

Así, el proceso administrativo debía continuar ante el Consejo Regional del Área de Conservación Marina Isla del Coco (Conacmic).

“Nos dijeron que el documento llegó un día tarde, que ya habían pasado el plan al Conacmic y que nos iban a llamar. Como no nos llamaron, mandamos un documento para ver como estaba el caso y nos dijeron que se aprobó”, dijo González sobre la razón por la cual presentaron el recurso de nulidad.

Conacmic aprobó el plan de manejo en octubre y estaba listo para pasar a la siguiente instancia, el Concejo Nacional de Áreas de Conservación (Conac), cuando se presentó el recurso.

PUBLICIDAD

Según Gutiérrez, ya se decidió no acogerlo. “Se resolvió, vía administrativa, en el consejo regional”, declaró el director de Sinac.

Así, el plan de manejo podrá ser visto por Conac en su próxima sesión y una vez aprobado por este, se procederá a publicarlo en La Gaceta para que entre en vigencia.

Sin embargo, Rivera comentó que se les notificó de un recurso de amparo interpuesto por los palangreros. “Este es contra el área de conservación y contra el ministro porque no se les dio espacio en el proceso de participación”, contó.

¿Qué pasa si Montes Submarinos se queda sin plan de manejo? “Un área protegida sin plan de manejo queda solo con control y protección; no hay uso. Entonces, nadie podría entrar”, dijo Castillo.

Objeciones. Uno de los puntos de desacuerdo por parte de los pescadores es la delimitación de una zona de protección absoluta que equivale al 36% del área total.

“Eso nunca se habló. Lo que se habló fue el cómo trabajar ahí adentro. El plan de ordenamiento lo que dice es cuáles artes se permiten y cuáles no, qué horas sí y que horas no, pero la sorpresa fue encontrarnos con esa área”, comentó González y agregó: “No nos pueden poner pasadizos (entre Montes Submarinos e Isla del Coco) porque en el mar hay corrientes que pueden arrastrar las líneas de pesca y meterlas en una u otra área”.

Otros desacuerdos están dados con respecto al plan de observadores a bordo y la prohibición a la pesca de calamar.

Con respecto a los observadores, González dijo que la duda está en quién los va a contratar y dónde abordarán el barco, si en Puntarenas o en Isla del Coco.

“Si a una embarcación le va mal con la pesca y decide irse a Montes Submarinos, ¿dónde sube al observador? ¿Ese gasto quién me lo paga?”, manifestó González.

En cuanto a la prohibición de pesca de calamar, el director de la cámara adujo que estos se usan como carnada.

“Lo que agarramos de calamar es entre 80 y 100 individuos. Ese calamar, en la mañana, lo hacemos en tiras y lo usamos como carnada. Está bien que la prohíban si es comercial y se sacan toneladas, pero con nosotros no es así”, comentó González.

“Como actor se pueden tener intereses, pero el Gobierno tiene la potestad y el deber de velar por los recursos naturales. Según el principio in dubio pro natura , la duda razonable siempre va a estar en favor de la naturaleza”, dijo Castillo.

Pescadores
  • Comparta este artículo
Vivir

Pescadores objetan plan de manejo en Montes Submarinos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Michelle Soto M.

msoto@nacion.com

Periodista de Ambiente

Redactora en la sección Aldea Global. Periodista graduada en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas ambientales. Recibió los premios Innovación para el Desarrollo Sostenible (2011) y Periodismo Agrícola y Desarrollo Rural (2012).

Ver comentarios
Regresar a la nota