Vivir

Según informe del Pnuma y UICN

Pastoreo de ganado se convierte en aliado contra el calentamiento global

Actualizado el 06 de abril de 2015 a las 05:08 pm

Práctica ayuda a regular el agua y a secuestrar carbono

Vivir

Pastoreo de ganado se convierte en aliado contra el calentamiento global

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Entre las medidas propuestas por Costa Rica para reducir sus emisiones de carbono en el sector ganadero está un pastoreo más efectivo, que incluye la rotación del hato entre los potreros. | CATIE

La práctica del pastoreo, ya casi abandonada en algunos países, ayudaría a regular el agua y a secuestrar el 9,8% de las emisiones de carbono en el mundo, las cuales contribuyen al calentamiento global.

Así lo detalla un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), titulado Pastoreo y economía verde: ¿un nexo natural?

El pastoreo realizado de forma sostenible en ecosistemas de pastizales desérticos, bosques y estepas, ayuda a mantener la fertilidad de los suelos y al almacenamiento de carbono en estos, así como a regular el agua, lo cual brinda productos alimenticios de alto valor.

Los pastizales cubren 5.000 millones de hectáreas en el mundo. En promedio secuestran entre 200 y 500 kilogramos de carbono por hectárea al año.

Según el informe de Pnuma y UICN, una mejor gestión del pastoreo podría ayudar a secuestrar 409 millones de toneladas de carbono, lo que equivaldría a 9,8 % de las emisiones mundiales.

Como parte de sus acciones de mitigación nacionalmente adecuadas (NAMA, por sus siglas en inglés) para el sector ganadero, Costa Rica está proponiendo la rotación del hato ganadero entre los potreros como una forma eficiente de pastoreo.

Esta medida, en combinación con otras como mejoramiento de pasturas y fertilización eficiente, pretende reducir seis millones de toneladas de carbono y, a la vez, capturar otras cuatro millones de toneladas.

"Si modificamos las tecnologías y las prácticas de manejo, entonces, podríamos lograr que el sector impacte el inventario nacional de emisiones a corto plazo", comentó Gina Paniagua, viceministra de Agricultura y Ganadería de Costa Rica, en declaraciones dadas a La Nación en diciembre.

Según el informe de Pnuma y UICN, la idea no es abandonar la práctica del pastoreo sino fortalecerla, ayudándole a dar un salto cualitativo para hacerla sostenible.

"En la búsqueda del progreso, nuestro mundo está cada vez más mecanizado e industrializado y es fácil olvidar que hay mucho que aprender de formas de vida tradicionales como el pastoreo. Sin embargo, cerca de 500 millones de pastores en todo el mundo están teniendo problemas para mantener una forma de vida que es mucho más coherente con los objetivos de la economía verde que muchos de nuestros métodos modernos de ganadería", declaró Achim Steiner, director ejecutivo del PNUMA, en un comunicado.

  • Comparta este artículo
Vivir

Pastoreo de ganado se convierte en aliado contra el calentamiento global

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Michelle Soto M.

msoto@nacion.com

Periodista

Periodista graduada en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas ambientales y científicos. Su trabajo ha sido reconocido con premios a nivel nacional e internacional.

Ver comentarios
Regresar a la nota