Vivir

Barack Obama advierte que 'pedimos demasiado al océano'

Actualizado el 16 de septiembre de 2016 a las 02:22 pm

Vivir

Barack Obama advierte que 'pedimos demasiado al océano'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Barack Obama fue uno de los oradores de la Conferencia Nuestro Océano 2016. (AFP)

Washington, Estados Unidos

El presidente estadounidense Barack Obama llamó a una movilización internacional firme y rápida en favor de los océanos, confrontados a "nuevas amenazas", anunciando la creación de una reserva natural en el Atlántico para proteger especies y ecosistemas.

"Pedimos demasiado al océano, pidiéndole que se adapte a nosotros", lanzó el presidente estadounidense. "No podemos proteger realmente a nuestro planeta sin protegerlo".

Evocando entre otras, las prácticas de pesca no-durables, insistió sobre la imperiosa necesidad de hacer a los océanos más resistentes al cambio climático, que ha modificado profundamente la vida submarina.

"Nuestros océanos nos alimentan, nos protegen, regulan nuestro clima", insistió en la Conferencia Nuestro Océano 2016, que reúne a unos 90 países, científicos y organizaciones no gubernamentales.

Casi un tercio de las reservas de peces del planeta están sometidas a la sobrepesca, según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Para la organización Comisión Oceánica Mundial, la pesca ilegal representa cerca de un quinto del tonelaje global.

En la conferencia Obama anunció la creación de una reserva natural en el Atlántico, semanas después de la declaración de una inmensa área protegida en el corazón del Pacífico.

"El océano enfrenta nuevas amenazas", subrayó el mandatario, citando en particular el cambio climático, en la carta en la que anuncia la iniciativa, que según la Casa Blanca será apoyada por numerosos países.

Esta reserva, situada a lo largo de las costas de Nueva Inglaterra, es la primera creada en el Atlántico por un presidente estadounidense.

En un área de unos 12.700 kilómetros cuadrados, permitirá en particular proteger varias especies de ballenas y tortugas marinas, así como corales en aguas profundas, según la Casa Blanca.

La pesca industrial estará vedada, aunque se prevé un período de transición de siete años para el cangrejo y la langosta.

Si bien los representantes del sector de la pesca expresaron su descontento, varias organizaciones consideran la resolución una etapa importante.

"Esta decisión histórica (...) permitirá preservar la gran diversidad de la vida marina pero también será beneficiosa para la economía de Nueva Inglaterra", estimó Rhea Suh, presidenta del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales.

La zona es objeto de múltiples estudios científicos que permitieron descubrir tres cañones submarinos más profundos que el Gran Cañón, así como cuatro montañas submarinas que forman un refugio preciado por numerosas especies raras y amenazadas.

Por su parte, el Reino Unido anunció en la cumbre su decisión de duplicar en sus territorios de ultramar la superficie de las áreas marinas protegidas, a un total de cuatro millones de kilómetros cuadrados.

El actor y militante ecologista Leonardo DiCaprio presentó el programa en línea gratuito propuesto por las organizaciones Oceana y SkyTruth, en colaboración con el gigante de internet Google, que da la posibilidad a cada uno de seguir las actividades de los pesqueros industriales en el mar, casi en tiempo real.

Global Fishing Watch permite ya ver las actividades de pesca de 35.000 buques, sobre un total de 1,3 millones en el mundo.

  • Comparta este artículo
Vivir

Barack Obama advierte que 'pedimos demasiado al océano'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota