Vivir

Museo Nacional invita a los costarricenses a contar aves acuáticas

Actualizado el 15 de febrero de 2017 a las 10:58 am

Se recibirán reportes de observación del 12 al 28 de febrero

Vivir

Museo Nacional invita a los costarricenses a contar aves acuáticas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Garza blanca (Ardea alba) en la isla de Pájaros del Parque Nacional de Palo Verde. (Cortesía de Guiselle Alvarado / Museo Nacional de Costa Rica)

Desde el 2011, el Museo Nacional de Costa Rica realiza el conteo anual de aves acuáticas y este año no serpa la excepción. De hecho, los ornitólogos invitan a las personas a sumárseles en este esfuerzo.

El objetivo es reportar observaciones de aves acuáticas (como jabirú, espátula rosada y piche, entre otras) del 12 al 28 de febrero. Colaborar es tan fácil como enviar un correo con la cantidad de pájaros vistos y las especies, la hora del día, la fecha y las coordenadas geográficas. En caso de duda sobre la especie, puede adjuntar una fotografía.

Estos reportes deberán enviarse al correo electrónico: galvarado@museocostarica.go.cr

Se pide poner en el asunto "conteo de aves acuáticas".

Garza tigre (Tigrisoma mexicanum) en la laguna del Parque Nacional Palo Verde. (Cortesía de Guiselle Alvarado / Museo Nacional de Costa Rica)

"También nos interesa saber cómo se hizo la observación. Si la hizo estando en un punto fijo, si hizo una caminata, la distancia de la caminata, el tiempo que tarda en contar un grupo de aves. Las condiciones de tiempo, si esta soleado, ventoso, si llueve. Si hay perturbaciones de ruido. Es decir, describir las condiciones en que se realizó el conteo y el tipo de hábitat: si fue un bosque, una laguna- grande o pequeña, un río, etcétera. Todo esto es muy importante para la interpretación de los datos", comentó Giselle Alvarado, ornitóloga del Museo Nacional.

En Costa Rica existen 168 especies de aves acuáticas, el 19,4 % del total de la avifauna del país. La mayoría, el 60%, son aves son migratorias y 33% son residentes. El restante 7% mantienen poblaciones tanto migratorias como residentes.

Con respecto al conteo anual, Alvarado conversó con La Nación sobre su importancia.

Garza pico de bota (Cochlearius cochelarius). (Cortesía de Guiselle Alvarado / Museo Nacional de Costa Rica)

¿Por qué es importante este tipo de conteos anuales?

En términos científicos, es importante tener un amplio conocimiento de la distribución que tiene este tipo de aves en el país. Además nos permite conocer la abundancia de las diferentes especies y las épocas en que concurren, con esta información se establecen criterios de conservación de las mismas y se toman decisiones para la preservación de los hábitats.

"La información que el Museo genera está a disposición de tomadores de decisiones, llámese gobierno, organizaciones no gubernamentales, centros de investigación nacionales e internacionales".

¿Para qué servirían los datos recolectados?

Los datos recolectados, en un plazo de tiempo prudente, en forma continua y estandarizada de un sitio, permitirán conocer las fluctuaciones de la población de una especie en una localidad o región particular.

¿Cuán importante es involucrar a la ciudadanía en este tipo de conteos?

Generalmente, quienes colaboran en estos conteos son personas dueños de hoteles, guías de turismo, asociaciones ambientalistas y científicos. Es imposible para una persona o institución conocer el estado de la población de una especie en corto tiempo, es por esto que la idea es contar con mucha gente y desde diferentes puntos para tener una mejor idea de lo que ocurre en un momento específico.

"Este tipo de aves son de fácil identificación, corresponden a un grupo muy variado, son grandes y conspicuas lo que las convierte en fáciles de contar.

"Para el Museo es importante involucrar a la ciudadanía, empoderarlos con los recursos propios, con la naturaleza, con la conservación del país y que de esta forma sean actores importantes en la protección e investigación y que de esta forma asuman la responsabilidad que todos como individuos tenemos. Creemos que en la medida que una persona, o un grupo se 'adueña' de una especie o un sitio, lo sienten como propio y lo cuidan más".

  • Comparta este artículo
Vivir

Museo Nacional invita a los costarricenses a contar aves acuáticas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Michelle Soto M.

msoto@nacion.com

Periodista de Ambiente

Redactora en la sección Aldea Global. Periodista graduada en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas ambientales. Recibió los premios Innovación para el Desarrollo Sostenible (2011) y Periodismo Agrícola y Desarrollo Rural (2012).

Ver comentarios
Regresar a la nota