Vivir

Manipular artificialmente el clima sería peligroso para el planeta

Actualizado el 01 de diciembre de 2013 a las 11:08 am

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático incluyó, por primera vez en su informe, la evaluación de algunas de estas técnicas

Vivir

Manipular artificialmente el clima sería peligroso para el planeta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El cambio climático está ocasionando el deshielo de los polos

La manipulación artificial del clima para luchar contra el calentamiento de la Tierra podría tener consecuencias peligrosas para el planeta, advierte el investigador del clima Clive Hamilton en el libro Earthmasters: Playing God with the climate (Dueños de la Tierra: jugando a ser Dios con el clima).

En él, Hamilton describe con detalle las tecnologías inventadas en los últimos años para intentar reducir los efectos del cambio climático de manera artificial.

Aunque algunas de las invenciones son todavía ciencia-ficción (como enviar al espacio espejos gigantes para alejar los rayos solares o aumentar la órbita terrestre para alejarla del Sol), otras opciones, que Hamilton considera peligrosas, están siendo investigadas por científicos de todo el mundo.

Algunos proponen dispersar partículas en la parte alta de la atmósfera para desviar hacia el espacio los rayos del Sol y hacer bajar así la temperatura.

Otros imaginan un sistema para "fertilizar" los océanos con hierro para favorecer el desarrollo de las algas y aumentar así la absorción de dióxido de carbono.

También se habla de técnicas, como emisiones artificiales de azufre que imitan el efecto de una erupción volcánica para disminuir la temperatura de la Tierra, las cuales “se podrían llevar a cabo rápidamente, a bajo coste", teme Hamilton.

Riesgos. Según este experto, la geoingeniería tiene todavía muchas incógnitas y se desconoce el riesgo que supondría dispersar partículas en la atmósfera.

Además, incluso si se lograra detener la subida de temperaturas, las emisiones artificiales de azufre no tendrían ninguna influencia en otras dimensiones del problema, como la creciente acidificación de los océanos provocada por el dióxido de carbono, asegura el australiano.

En septiembre, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), la máxima autoridad mundial en la cuestión, dijo que esta técnica podría tener efectos secundarios, como modificar las precipitaciones en algunas regiones del mundo.

No obstante, en ese mismo mes ese Panel incluyó, por primera vez en su informe, la evaluación de algunas de estas técnicas.

"El IPCC cometió un error: fue políticamente ingenuo. Sea lo que sea lo que acabe diciendo sobre la geoingeniería, el simple hecho de incluirla como una respuesta posible al cambio climático es una manera de legitimarla y normalizarla", asegura.

PUBLICIDAD

Para Hamilton, "la cuestión más urgente es saber como gobernar y regular la investigación (de estas técnicas) porque de momento no existe ninguna ley que impida a un gobierno, o incluso a un millonario, empezar a manipular el clima".

  • Comparta este artículo
Vivir

Manipular artificialmente el clima sería peligroso para el planeta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota