| Gestión de escritores generaleños

Piedra podría convertirse en patrimonio nacional

La ‘Piedra de Convento’ está entre Pérez Zeledón y Buenos Aires

Mole sirvió de refugio a algunos personajes y a viajeros de la zona

Últimas noticias

San Isidro de El General. En los límites de Pérez Zeledón (San José) y Buenos Aires (Puntarenas) se encuentra una pieza natural histórica, que antaño sirvió de refugio a prominentes personajes y pioneros sencillos durante su paso hacia la zona sur del país.

Se trata de la “Piedra de Convento”, bautizada así por su descubridor, Pedro Calderón.

Esta roca tiene ocho metros de altura, está cubierta de vegetación y encierra una concavidad muy espaciosa que proporcionó abrigo seguro a cientos de viajeros a través de la historia.

Por considerar la roca como un sitio de importancia histórica, un grupo de escritores generaleños pretende que esta piedra se declare patrimonio nacional.

Con ese objetivo, los escritores de la comunidad promueven acciones para que las municipalidades de Pérez Zeledón y Buenos Aires aporten recursos y construir un camino y un puente peatonal que simplifiquen el acceso del público al sitio.

El escritor Jorge Barrantes Ureña, uno de los gestores de la iniciativa de protección, señaló que el propósito es que haya parqueo y rotulación, para que la piedra adquiera interés turístico.

“Ya conformamos un comité que difundirá la existencia de este monumento y su importancia en el proceso de colonización de la región Brunca”, aseveró Barrantes.

A mitad de jornada. Entre 1866 y 1868 Pedro Calderón abrió una vereda de Cartago a Térraba. Fue en ese período cuando él encontró la inmensa roca junto a las márgenes del río Convento y se refugió en ella en varias ocasiones.

Durante sus viajes, la que él llamó “Piedra de Convento” se convirtió en parada fija de descanso para los viajeros que se dirigían de Los Ranchos –hoy General Viejo– a la comunidad de Hato Viejo, hoy Buenos Aires, Puntarenas.

Durante los años 1870 y 1897 pasaron la noche bajo la roca destacados personajes como el geógrafo y pintor José Figueroa. También pernoctó allí el segundo obispo de Costa Rica Bernardo Augusto Thiel –durante sus visitas pastorales–, así como el expresidente de la República Bernardo Soto y su comitiva, entre los que estaba Pedro Pérez Zeledón, su secretario.

Con el paso de los años y la aparición de nuevos medios de transporte y de nuevas vías de acceso, la “Piedra de Convento” fue olvidada casi por completo.

En 1897 Henri Pittier construyó un nuevo camino, y varió mucho el recorrido original.

No obstante, la iniciativa de rescatar la historia de esta piedra surgió en el 2004, a raíz de la publicación del libro Orígenes de la Diócesis de San Isidro de El General, de Claudio Barrantes Cartín.

Hoy la “Piedra de Convento” está en jurisdicción del cantón bonaerense, pero el ingreso al lugar se hace por Pérez Zeledón. Por ello sus aliados aseguran que proteger la zona es una responsabilidad que corresponde a las dos municipalidades.

Llegar hoy hasta la piedra es difícil. Existe un camino por la comunidad de la Colonia, a unos cinco kilómetros de la carretera Interamericana Sur. Para llegar se debe pasar por una propiedad privada, cuyo dueño es Mario Piedra, quien está anuente a ceder espacio. Luego se debe cruzar el río Convento y caminar un trecho hasta llegar a la piedra.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Piedra podría convertirse en patrimonio nacional