Vivir

Estudio Publicado en ‘British Medical Journal’

Niños que pierden a un ser querido corren riesgo de psicosis en adultez

Actualizado el 24 de enero de 2014 a las 12:00 am

El fallecimiento de la madre, el padre o un hermano incrementa las posibilidades

El riesgo es mayor cuando la causa del deceso del pariente es un suicidio

Vivir

Niños que pierden a un ser querido corren riesgo de psicosis en adultez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las personas que experimentan la muerte de un familiar durante los primeros años de la infancia tienen mayores posibilidades de padecer alguna enfermedad psicótica, según reveló un estudio publicado en la revista British Medical Journal .

Investigadores de Reino Unido, Estados Unidos y Suecia examinaron la relación que existe entre la muerte de familiares cercanos –como un factor de estrés severo– y el desarrollo de enfermedades psicóticas durante la etapa adulta. El estudio analizó una población de 1.045.336 niños nacidos en Suecia entre 1973 y 1985.

Se estudiaron diferentes situaciones, desde aquellos niños que nacieron de madres expuestas durante su embarazo a un severo estrés causado por una pérdida, hasta aquellos infantes que experimentaron la muerte de un familiar en cualquier momento desde su nacimiento hasta los 13 años de edad.

Dentro de las causas de muerte los científicos tomaron en cuenta suicidios, accidentes, lesiones mortales y enfermedades como cáncer y paros cardiorespiratorios.

Los niños que se enfrentan a la muerte de un familiar podrían desarrollar una psicosis futura. | JOHN DURÁN/ARCHIVO
ampliar
Los niños que se enfrentan a la muerte de un familiar podrían desarrollar una psicosis futura. | JOHN DURÁN/ARCHIVO

La investigación incluyó las siguientes enfermedades psicóticas: psicosis no afectiva, entre ellas la esquizofrenia y, la psicosis afectiva, como el trastorno bipolar con psicosis y la depresión unipolar con psicosis. También se consideraron otros factores como la fecha de nacimiento del bebé, su sexo, edades del padre y de la madre, nacionalidad, condición socioeconómica de los progenitores y el historial clínico de enfermedades mentales en la familia.

Luego del análisis, los científicos hallaron que la exposición al estrés causado por duelo durante el periodo prenatal no significó ningún incremento en el riesgo de padecer psicosis para esos niños.

Pero, para los pequeños que experimentaron la muerte de alguno de los miembros de la familia nuclear (padre, madre, hermanos), la tendencia a desarrollar cualquier tipo de psicosis fue mayor. Cuanto más temprano en la infancia fue el fallecimiento del ser querido, más alto fue ese riesgo.

Y si además el tipo de muerte fue un suicidio, el camino para la psicosis contó con menos obstáculos.

Los expertos observaron que los niños en edades de entre 0 y 3 años presentaban mayores riesgos.

Muchas de las investigaciones existentes intentan explicar el origen de la psicosis en factores genéticos, estilo de vida y experiencias del individuo en su ambiente.

  • Comparta este artículo
Vivir

Niños que pierden a un ser querido corren riesgo de psicosis en adultez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota