| Chat de la serie ‘Enfoque La Nación’

Estudiar lo que a uno lo apasiona sí puede ser rentable

Últimas noticias


        
        
      Mónica Drews y Esmeralda San Ildefonso respondieron consultas. | JOSÉ DÍAZ
Mónica Drews y Esmeralda San Ildefonso respondieron consultas. | JOSÉ DÍAZ ampliar

¿Debo estudiar lo que me gusta o lo que me va a garantizar un empleo al terminar la carrera?

Esa posiblemente es la pregunta más difícil de resolver para miles de jóvenes que al concluir el colegio se encuentran ante una de las decisiones más importantes de sus vidas.

Las expertas de la empresa de consultoría en gestión humana, Alleanza , María Mercedes de la Fuente, Esmeralda San Ildefonso y Mónica Andrews, coinciden en que la respuesta es seguir eso que nos apasiona, pues sea lo que sea, es lo que lo hará feliz a futuro.

La explicación puede sonar simple, aunque nadie duda que es una elección determinante: el seguir una carrera por la oportunidad laboral que representa, a largo plazo puede traducirse en insatisfacción por lo que se hace, baja productividad y finalmente, un despido o renuncia. “Vale la pena buscar empleos donde uno pueda poner su creatividad y talentos a funcionar”, dijo de la Fuente.

Otro de los temas, abordados por las expertas que estuvieron ayer en un videochat de La Nación fue el de llamada zona de confort y la importancia de preguntase qué le está costando o de qué se está perdiendo por mantenerse en ella.

Una cuestionante frecuente entre los cibernautas fue el tema del cambio de trabajo: ¿cómo detectar las señales para saber qué es hora de hacer un cambio? o ¿qué hacer cuando se encuentra desmotivado en relación al puesto que lleva años desempeñando?

A veces, según explicó Andrews, no es necesario salir de la empresa si no reiventarse en el puesto o buscar fuera de la compañía otras actividades que le permitan lograr esa realización.

Según de la Fuente, es muy común que se den casos en que las personas cambian de profesión radicalmente años después de haberse graduado o de haber empezado a ejercer.

Andrews también habló de la importancia de lanzarse a corta edad, pues la misma universidad le ayudará a identificar esa vocación. “Se vale equivocarse al año de haber empezado”, recalcó.

Por su parte Esmeralda Ildefonso, también le dio algunos consejos a quienes enfrentan el miedo a perder el empleo o a estar desempleado mucho tiempo. “Hay alternativas, uno puede ir buscando opciones mientras aún está trabajando” añadió la especialista.

Además dieron “tips” relacionados al currículo o las entrevistas de trabajo.

Sobre el primero dijeron que dos hojas es un tamaño apropiado y que en las entrevistas la clave está en dar respuestas positivas que reflejen sus cualidades.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Estudiar lo que a uno lo apasiona sí puede ser rentable