Vivir

Expertos cuestionan eficacia de normativa obligada en restaurantes de EE. UU.

Contar calorías es poco útil para controlar el peso

Actualizado el 06 de enero de 2015 a las 12:00 am

Dos estudios hallan poca eficacia en dar la información sobre las calorías del menú a los clientes, quienes obvian el mensaje a la hora de solicitar sus órdenes

Vivir

Contar calorías es poco útil para controlar el peso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los especialistas recalcan que comer fuera de casa debe ser excepción y no norma, y que la gente que busca su tiempo para cocinar también está mejorando su salud. Incluso, se sugiere aprovechar el tiempo libre para preparar los alimentos de la semana. | THE NEW YORK TIMES PARA LN

La Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, siglas en inglés) presentó una normativa que obliga a las cadenas de restaurantes y empresas de distribución de alimentos y bebidas, con al menos 20 puntos de venta, a publicar en sus menús la cantidad de calorías totales de cada plato o producto.

La información nutricional, como el aporte de grasas, sodio, carbohidratos y azúcares, deberá ser entregada por escrito si es solicitada por el consumidor.

Aunque la mayoría de los especialistas en nutrición valoran como positivo la nueva norma, también cuestionan que por sí sola sea capaz de reducir el alto índice de obesidad en Estados Unidos, donde más de un tercio de los adultos es obeso.

En un estudio reciente publicado en el American Journal of Public Health, científicos de la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburgh investigaron el comportamiento de 1.121 consumidores en dos locales de McDonald's, donde se daban a conocer las calorías de los productos.

A un grupo le entregaron un folleto informativo sobre la cantidad de calorías que debían comer al día y al otro grupo no le pasaron información.

Según las conclusiones del estudio, los clientes informados no consumieron menos calorías que quienes no obtuvieron el folleto informativo.

En otra investigación, la Universidad de Stanford comparó el comportamiento de los compradores en varios locales de Starbucks de Nueva York, antes y después de que el valor calórico fuera informado en sus paneles.

Los clientes consumieron solo un 6% menos de calorías por transacción cuando se les entregó la información.

Sin duda, opinan especialistas chilenos, la medida es positiva porque permite seleccionar alimentos más saludables, pero no creen que por sí sola sea de gran influencia.

"Creo que si nos enfocamos en el conteo calórico puede ser muy sesgado. No contribuye a educar a la persona ni a fomentar hábitos de alimentación saludable", opinó María José Ríos, nutricionista del Centro de Tratamiento de la Obesidad de la Red Salud UC.

Una opinión similar tiene Astrid Caichac, nutricionista del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA): "Guiarse únicamente por las calorías es solo un referente general, no transparenta qué nutrientes tiene asociados el alimento".

Caichac explica que es posible caer en el consumo de productos que aporten las llamadas "calorías vacías", es decir, alimentos que están conformados por nutrientes críticos como grasas, azúcares simples y sodio, sin contener nutrientes protectores.

Esta medida debería estar ligada a políticas de educación, opina María José Chousal, nutricionista de la U. Mayor.

"Si la persona no sabe cuántas calorías debe consumir al día y no está informada acerca de los hábitos alimenticios y nutrientes, no va a saber interpretar la información", opina.

  • Comparta este artículo
Vivir

Contar calorías es poco útil para controlar el peso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota