14 enero, 2014
La cantante actriz Jennifer López asegura que divorciarse de Marc Anthony ha sido uno de los momentos más duros en su vida. Foto: AP
La cantante actriz Jennifer López asegura que divorciarse de Marc Anthony ha sido uno de los momentos más duros en su vida. Foto: AP

Problema. Jennifer López está involucrada en una demanda que interpuso un hombre quien reclama que la cantante le pidió que le enviara por correo electrónico fotos de él desnudo, según informó el portal de entretenimiento TMZ.

La publicación señala que la supuesta víctima demandó a la intérprete por $10,000, alegando que López lo engañó al hacerle creer que él podría llegar a ser una estrella de televisión.

El demandante también dijo que los correos electrónicos que intercambiaron lo hicieron pensar que incluso podría tener una relación sentimental con ella; sin embargo, tiempo después, se dio cuenta que todo era parte de un engaño.

La supuesta víctima compartió con TMZ los tres correos que, al parecer, envió López. En la primera comunicación, López supuestamente le dice que “está interesada en él y que tiene planes de dejar a su esposo”. También le pide fotos “con y sin ropa”.

La segunda carta confirma que ha recibido unos demos, un paquete y música de parte de Ruiz, y vuelve a pedirle las imágenes.

La tercera carta dice que López “tiene un nuevo novio”, y que por ello Ruiz tendrá que esperar mucho tiempo, y lidiar con el hecho de que ella esté ligada a otra persona.

Por su parte, la Policía informó que acogió la demanda y que, tras investigaciones, se percataron de que los correos fueron enviados por una mujer de 53 años que reside en Los Ángeles, Estados Unidos.

Cuando TMZ llamó a la sospechosa para preguntarle sobre la demanda, ella dijo que trabajaba para Jennifer López, y que justo en el momento de la llamada estaba haciendo un intercambio de correos entre fans de la cantante.

Un representante de la cantante le dijo a al sitio que “este es un asunto menor que aparenta ser un intento desesperado para ser famoso. La señorita López jamás ha visto o conocido al demandante, ni tampoco se ha comunicado con él en ningún momento. Creemos que este asunto no pasará a mayores, no hay nada de qué preocuparse. Los tribunales tarde o temprano desestimarán el caso”.

Etiquetado como: