Por: Ana Yancy Flores 25 marzo, 2013

Como si se tratara de una ninfa que duerme un profundo sueño, Tilda Swinton sorprendió a quienes se dieron cita el domingo, en el Museum of Modern Art (MoMA), de Nueva York.

Allí, instalada dentro de una caja de cristal, la artista de 52 años, protagonizó el performance The Maybe ( El quizás ), el cual se realizó sin previo aviso y del que, incluso, no sabían nada algunos empleados del MoMA, según dio cuenta el diario estadounidense Daily News.

Además, el rotativo informó de que la oscarizada actriz regresará a su cofre de cristal, para el deleite de otros asistentes. Sin embargo, las fechas de sus presentaciones se mantienen guardadas bajo llave, hasta para los funcionarios del museo neoyorquino.

Un dato curioso es que cada perfomance de Swinton tendrá una duración de la totalidad de la jornada en el que el museo esté abierto.

Cuando la actriz no esté en el cofre, únicamente se observará un colchón, un almohadón, la sábana, una botella de agua y las gafas.

Tilda Swinton ya había llevado la performance The Maybe a la Serpentine Gallery, de Londres, así como también a Roma.