Por: Danny Brenes 4 marzo
Zapping: Privilegio de cal
Zapping: Privilegio de cal

El domingo pasado, durante la ceremonia de los premios Óscar, la actriz Brie Larson subió al escenario y presentó a los nominados al galardón de Mejor actor. Introdujo uno a uno a los pretendientes del premio y luego anunció al ganador.

Así fue como Larson, quien hace un año actuó en la película Room –que relata la historia de una sobreviviente a una violación– entregó un premio a un hombre acusado de agresiones sexuales. Brie Larson no le aplaudió a Casey Affleck.

En el 2010, la productora Amanda White y la cinematógrafa Magdalena Gorka acusaron a Affleck de haberse comportado de forma sexualmente agresiva con ellas durante la fílmación de I’m Still Here .

Gorka aseguró que una vez despertó y encontró a Affleck en su cama, donde se había escabullido sin consentimiento de la mujer; Affleck, que se había despojado de su ropa, tenía sus brazos alrededor de Gorka.

White, por su parte, aseveró que luego de rechazar los avances y proposiciones de Affleck, este la sujetó de forma violenta y comenzó a hostigarla durante la filmación de la película.

A nada de esto tuvo que referirse Affleck en su camino al premio más importante que un actor puede recibir en su carrera. De ninguna de estas mujeres se acordó Affleck cuando subió al escenario, recibió el premio de manos de Brie Larson y agradeció a la vida por la oportunidad de ser actor.

¿Por qué Casey Affleck es hoy el actor más importante de Hollywood mientras que Nate Parker no tiene más oficio en el cine? Casey Affleck es blanco. Nate Parker es negro.

La interpretación de Affleck en Machester by the Sea ha sido alabada por la prensa de todo el planeta; la cinta, a todas luces, es una obra monumental que, sin duda, merece ser reconocida.

Ahora que Casey Affleck ha sido premiado, es curioso pensar en Nate Parker.

Hace un año, Parker se perfilaba como el favorito para coronarse como mejor director, guionista y mejor actor en los Óscar del 2017 por The Birth of a Nation . Solo unas semanas antes de la temporada de galardones, la revista Variety sacó a la luz que Parker había sido acusado, en 1999, de violación.

La suerte estaba echada: Parker no ganaría un premio, y su carrera en la actuación quedó en estado comatoso.

¿Por qué Casey Affleck es hoy el actor más importante de Hollywood mientras que Nate Parker no tiene más oficio en el cine?

Casey Affleck es blanco. Nate Parker es negro.

Una de las historias más importantes del 2015 fue la crucificción de Bill Cosby antes las decenas de mujeres que lo acusaron de violencia sexual.

Mel Gibson estuvo nominado a mejor director y mejor película hace una semana; ha logrado revitalizar su carrera, sin que se lo impidiera haberle dicho a su exesposa, en el 2010, que merecía que la violaran.

Cosby es negro. Gibson es blanco.

Los privilegios raciales en Hollywood están tan vivos como siempre, por mucho que la Academia lo intente disimular.

*Esta es una columna de opinión de la revista Teleguía, de La Nación, y como tal sus contenidos no representan necesariamente la línea editorial del periódico.