El programa matutino de Teletica rayó en lo absurdo cuando debatió sobre la legalización de la hierba de forma irrespetuosa e irresponsable.

Por: Alessandro Solís Lerici 16 mayo, 2015
¡Qué hornazo, viejo! Es un trabajo difícil, pero alguien tiene que hacerlo.
¡Qué hornazo, viejo! Es un trabajo difícil, pero alguien tiene que hacerlo.

El programa matutino de Teletica, Buen día, lo consiguió: desarrolló el peor y más irrespetuoso debate sobre la legalización de la marihuana en Costa Rica en lo que va del 2015.

Pero mejor no le llamemos debate, sino ataque. Transmitido el 11 de mayo, el segmento tomó un trecho aborrecible desde el arranque, con el reggae de Cultura Profética de fondo y con imágenes cliché de marihuanos –muy distintas a las de los profesionales que consumen la planta en su tiempo libre, por ejemplo–.

En la mesa redonda estaban los periodistas Édgar Silva y Adriana Durán, los doctores Lilia Uribe (directora del Hospital Psiquiátrico) y Luis Eduardo Sandí (del IAFA), y Diego Grooscors, activista en pro de legalizar la hierba.

Si bien Grooscors no es el más versado frente a las cámaras (sus argumentos normalmente carecen de sincronía y orden) nunca es justo atacar a un individuo en manada, máxime cuando esa persona tiene el coraje de hablar en tele sobre un tema que aquí es harto tabú.

Se suponía que la discusión iba a ser sobre los usos medicinales de la marihuana, pero en realidad todo se vio muy improvisado. Los periodistas no guiaron la conversación ni tenían datos a mano y, en vez de concentrarse en lo medicinal, dejaron que la plática –sazonada con sus opiniones– tomara cualquier rumbo.

Temas como la adicción y la regulación sopesaron lo medicinal durante la mayoría de los 46 minutos que duró este flaco servicio público de Canal 7. En algunos instantes, Grooscors puso sobre la mesa preguntas importantes, pero la manada se mantuvo unida, ¡y triunfó!

“¿Por qué entregamos los controles de calidad de la sustancia al narcotráfico?”, cuestionó el activista. Pero nadie le contestó: tras exclamar un par de dubitativos "mmm”, Silva se dirigió a la doctora Uribe para preguntarle sobre los componentes del cannabis, pero ella en cambio comentó sobre el consumo en los niños. ¡Todos hablaban lenguas distintas!

Temas como la adicción y la regulación sopesaron lo medicinal durante la mayoría de los 46 minutos que duró este flaco servicio público de Canal 7

En plena disputa, mostraron la entrevista –igual de irresponsable y amarillista– que el periodista Rodrigo Villalobos les hizo a dos niños de 13 años que estaban enrolando un puro en vía pública, retratados cuales animales de zoológico. “Diego, bajo la lectura que vos hacés, ¿cómo explicás este tipo de conductas?”, insistió Silva luego del devastador video, ¡como si Grooscors fuera el padre de familia encargado, algún alto mando de seguridad o parte de alguna institución encargada de prevenir estas situaciones (como el IAFA, cof cof)!

Las interrupciones al discurso del activista parecían sistemáticas. Grooscors metió un gol contestando que el video ejemplifica los fallos de la política anti-drogas, pero fue reprimido –¡de nuevo!– por Silva, quien eventualmente no se aguantó las ganas de ser grosero y le preguntó si fumaba y por qué.

El invitado no debió haber respondido a una pregunta que no venía al caso y cuya respuesta claramente iba a generar conflicto, porque inmediatamente iba a ser percibido como un drogadicto y no como alguien cuya opinión también es válida. ¿Qué importaba si fuma, si estaban hablando de algo mayor?

En general, el debate no llegó a nada nuevo: se habló de verdades, como que es peligroso que los menores consuman marihuana (y cualquier otra droga) y que algunas sustancias de la planta sí son medicinales. Al final, Silva señaló que la discusión debería ser sobre si queremos marihuana medicinal o recreativa. Entonces... ¿por qué ese no fue el enfoque desde el comienzo, don?

Los cuatro que estaban en contra de la legalización (en cuenta los periodistas) no ofrecieron un solo argumento revelador o que comprobara que mantener la prohibición es beneficioso. Solo se les vio preocupados por una planta que quieren tachar de nociva a como dé lugar, cuando lo realmente nocivo para la sociedad es que permitamos un periodismo tan irresponsable como este.

Para el televidente insatisfecho que quiere información más seria y educada, recomiendo el documental The Culture High (2014) y la edición de junio del 2014 de la revista de la UNA Ambientico.

Puede ver el segmento Tema de fondo: Legalización del uso de marihuana medicinal, transmitido por Teletica en su programa Buen día el lunes 11 de mayo, en este enlace.