El nuevo drama del canal AMC, The Divide, explora los caminos de la moralidad, la política, la ambición y la justicia

Por: Lysalex Hernández A. 8 noviembre, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Provocadora. Ese es el adjetivo que mejor califica la serie de estreno del canal AMC, The Divide , y que busca explorar los delicados caminos que recorre el ser humano en cuanto a su moralidad, la ambición y la justicia.

El drama –que transmitirá dos episodios seguidos el jueves 13 de noviembre– tiene como protagonistas a Christine (Marin Ireland), una apasionada trabajadora de The Innocence Initiative, una entidad comprometida con las condenas injustas, y a Adam Page (Damon Gupton), fiscal de distrito igualmente apasionado. Ambos deberán intentar reconciliar diferentes nociones de justicia con sus propias decisiones personales.

La disputa inicia cuando, 20 años atrás, la familia Butler fue atacada en su casa de Filadelfia y todos sus miembros resultan brutalmente asesinados, a excepción de la hija más pequeña. La violenta muerte de esta familia afroamericana, aparentemente en un crimen racial a manos de dos trabajadores de la construcción (Cris Bauer y Joe Anderson), amenaza con desatar conflictos étnicos latentes en la ciudad.

Siendo descendiente de afroamericanos, Page construyó su reputación en el campo de la política al asegurarse la condena de los dos sospechosos, incluyendo la pena de muerte para uno de ellos.

En el otro extremo está Christine, una trabajadora social que cree que estos sospechosos fueron sentenciados incorrectamente y se propone exonerarlos y detener la inminente ejecución.

La nueva evidencia la enfrenta con Adam. Por su parte, él hace todo para sostener el veredicto, al mismo tiempo que se impone una tensión sobre su matrimonio con Billie (Nia Long), una abogada corporativa.

Véalo Jueves 13. AMC. 07:00 P.M.

The Divide pondrá bajo la lupa la cuestionada culpabilidad de dos hombres, así como la lucha entre el bien y el mal y la oposición entre las ambiciones personales de dos personas muy diferentes, todo en el marco de las intrincadas complejidades del sistema legal y político estadounidense.