Por: Jessica Rojas Ch. 9 septiembre, 2014

Las tardes de infancia de Gabriela Sánchez transcurrían al lado de sus hermanos mayores y frente a la televisión.

Gaby Sánchez aún ve fábulas porque asegura que le gustan los recuerdos. | FABIÁN HERNÁNDEZ
Gaby Sánchez aún ve fábulas porque asegura que le gustan los recuerdos. | FABIÁN HERNÁNDEZ

Gaby, de 30 años y gerente de reclutamiento, recuerda con emoción que se sentía identificada con la serie animada [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20140908_0003]]Los Ositos Cariñositos[[END:INLINEREF]] (1983-1987).

Principalmente por su color, el oso Divertosito era el que llamaba su atención cuando era una niña de cerca de seis o siete años. “En la casa solo había un televisor, por esto había mucha influencia de mis hermanos”, contó Gaby.

“Eran muy tiernos y cada uno en la casa escogía quién era. Yo me identificaba mucho con ese osito por el color; mi mamá nos vestía de color amarillo en Año Nuevo y tenía ese recuerdo, por eso era que me gustaba”, dijo.

Alegría. Gaby también recordó con cariño [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20140908_0004]]Las Aventuras de Chip y Dale[[END:INLINEREF]] (1989). Ella asegura que el tipo de bromas que hacían los personajes eran muy inocentes y que eso era lo que más le gustaba del programa.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

“Todavía ahorita, a la edad que tengo, siento que si llego a la casa y no veo tele como que no descansé. En la escuela era igual, hacía las tareas rápido para poder ver tele; me trae muchos recuerdos porque los programas los veía junto a mis hermanos”, comentó.

Para Gaby, las fábulas marcaron su niñez de forma positiva. “Yo casi no era de ir a jugar mucho con los otros niños, uno como que penetraba en la fábula y creía como que estaba ahí, que era el osito cariñoso y me ayudó mucho a estimular la imaginación”, agregó.

Otra de sus caricaturas favoritas fue Transformers por influencia de su hermano mayor.