El primer programa estuvo cargado de nervios y mucha euforia, que trataron de calmar con una oración antes del debut en vivo

Por: Fernanda Matarrita Chaves 11 agosto, 2016
La química | ENTRE PRESENTADORES Y CONCURSANTES PARECE SER MUY NATURAL. AL FINALIZAR EL PROGRAMA, NATALIA CARVAJAL COMENTÓ SENTIRSE MUY FELIZ POR LO BIEN QUE LE FUE A TODOS SUS COMPAÑEROS JOSÉ CORDERO
La química | ENTRE PRESENTADORES Y CONCURSANTES PARECE SER MUY NATURAL. AL FINALIZAR EL PROGRAMA, NATALIA CARVAJAL COMENTÓ SENTIRSE MUY FELIZ POR LO BIEN QUE LE FUE A TODOS SUS COMPAÑEROS JOSÉ CORDERO

Faltando 15 minutos para las 7 p. m., los 12 participantes del nuevo programa de Repretel, Batalla de talentos (BDT), se acercaron a un pequeño cuarto e hicieron una oración; su objetivo era calmar los nervios que sentían.

Las plegarias fusionadas con ejercicios de respiración, se realizaron en el mismo recinto en el que minutos antes, la camaradería entre chicos y chicas se entrelazaba con los aromas frutales de las lociones y cremas que muchos se aplicaban en sus cuerpos para presentarse ante un público ansioso de conocer la nueva propuesta de Repretel para sustituir Combate.

Aunque a través de la pantalla no se pueden percibir olores, los muchachos procuraron presentarse impecables en todo el sentido de la palabra.

La gran noche había llegado, esa con la que dos meses atrás soñaron, cuando todo el proceso comenzó. Lo único que sabían era que iban a entrar a bordo de un vocho antiguo (Volkswagen) y lo que habían practicado en los ensayos.

Tropezarse o no saber qué decir ante las cámaras, eran parte de los temores que tenían. Valeria Sibaja, una de las participantes que proyectaba más seguridad gracias a su trayectoria de ocho años en la pantalla chica, experimentaba un mosaico de emociones en las que el nerviosismo predominaba.

No necesariamente por lo que se acercaba, sino porque los zapatos de tacón que eligió para la gran gala, resbalaban.

Ítalo y Natalia integraron a su grupo a Laura, quien reconoce lo importante que ha sido la ayuda de sus compañeros José Cordero
Ítalo y Natalia integraron a su grupo a Laura, quien reconoce lo importante que ha sido la ayuda de sus compañeros José Cordero

Por su parte, la amante de los zapatos Valeria Mobley, tenía cierto recelo con su elección de calzado, pues los tacones verde militar de largas tiras que debía amarrar a lo largo de sus piernas, podían soltarse mientras caminaba. Sin embargo, ella estaba dispuesta a asumir el riesgo, pues combinaban perfectamente con sus ojos y hacían juego con su vestido blanco con estampado de pequeñas flores.

“Mientras nos preparábamos para salir, Sasa (Sael Gómez) me aconsejó que me hiciera doble nudo en las tiras de los zapatos. Ella fue quien me ayudó a prepararme y a acomodarme el vestido para que no se vea nada”, contó una tímida Mobley.

Una familia. Exceptuando a los gemelos Douglas y Esteban Castillo, ninguno de los 10 participantes restantes están unidos por lazos de sangre; sin embargo, en estos dos meses de ensayos y preparación, forjaron una amistad que califican de “familiar”.

“Entre nosotros nos dimos consejos, los vestuarios están pasados por 12 gustos; lo que cada uno se quería poner se lo preguntaba a los otros y recibía consejo. Tenemos una amistad muy bonita, somos como hermanos”, comentó la colombiana Sasa con tono grácil.

Antes del gran momento, entre todos se estuvieron ayudando para lucir de la mejor manera José Cordero
Antes del gran momento, entre todos se estuvieron ayudando para lucir de la mejor manera José Cordero

Lo mencionado por ella sería confirmado minutos después, cuando, en medio del corre corre previo, uno de los varones le sugirió a una de sus compañeras un cambio de ropa íntima; él quería evitar que ella no quedara expuesta ante las luces y las cámaras del estudio en el que estaban a 20 minutos de presentarse.

La puerta BDT. A las 7 p. m. en punto, como un novio puntual en su primera cita, apareció un inquieto Ítalo Marenco, quien posterior a saludar a los televidentes, procedió a presentar a sus compañeras, Natalia Carvajal y Laura Ortega.

La actual Miss Eco Universe se presentó con un despampanante vestido verde esmeralda del diseñador limonense Marcos Levy; ella será la encargada de acompañar a Marenco en la conducción del programa.

Por su parte, Laura Ortega, hizo su primera aparición en televisión ataviada elegantemente con un vestido plateado. La popular modelo, que cuenta con miles de seguidores en la red social Instagram, es la responsable de hacer la conexión entre los usuarios de las redes sociales y el programa, misión que, a pesar de la incertidumbre, logró completar de buena manera.

El set estaba listo para recibir a los 12 jóvenes que tienen como propósito seducir a una enorme audiencia que quedó huérfana tras el cierre de Combate .

Según el director de Contenidos y productor general de Repretel, Gastón Carrera, la escenografía de BDT es moderna y está inspirada en tendencias europeas.

Las luces estaban ubicadas estratégicamente para incrementar el brillo de cada una de las figuras que, paulatinamente, atravesarían la puerta metálica para presentarse por primera vez. La denominada “puerta de los sueños”, según Carrera, será un canal por el que se irán presentando sorpresas a los televidentes.

Con muchas seguridad, Amanda Salas fue la primera en arribar al estudio; Adrián Vargas entró de segundo, Sasa fue la tercera y luego se les unirían Bryan Mora, Valeria Mobley y Kurt Werner. En un segundo bloque llegaron Valeria Rees, Luis Fernando Lucho Montero, la argentina Clara Huygens, Valeria Sibaja y, por último, y en partida doble, los gemelos Castillo.

Ya con todos en el estudio, llegó el momento de asignar equipos: los lobos serán de color púrpura y los dragones de amarillo.

Después de las asignaciones, los muchachos procedieron a colocarse sus sofisticados y ergonómicos trajes, que, según el productor artístico del programa, Jat Azofeifa, fueron inspirados en los Power Rangers.

A partir de ahora, todos tendrán que demostrar sus destrezas y habilidades artísticas para que su equipo gane. Esa batalla, en la que pronto se enfrascarán, quedó en una pausa cuando se apagaron las luces del set al finalizar el primer programa, y todos corrieron a abrazarse.