En su segunda temporada, la serie ‘Turistas en la mira’ lo alerta de nuevos timos en remotos y exóticos destinos.

 1 marzo, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Diariamente, cientos de millones de turistas viajan en busca de nuevas experiencias y todos los años, millones de ellos se encuentran con más aventuras de las que esperaban. Todos podemos ser víctimas de un delito pero, parece que a los turistas esto les sucede con mayor frecuencia.

En la segunda temporada de Turistas en la mira , compuesta por 8 episodios de una hora, Nat Geo acompaña al conductor, Connor Woodmand, a Nueva York, París, Londres, Nueva Orleans, Mumbai, Hong Kong, Amserdam y Jerusalem para desenmascarar los engaños más comunes a turistas.

Con cámaras ocultas, el economista, escritor y aventurero Woodman, de incógnito, se deja estafar por estos hábiles delincuentes y deja al desnudo cuáles son las prácticas más comunes.

Este economista de profesión debutó en televisión hace 10 años con la serie Around the World in 80 Trades , en la cual viajó durante cinco meses por cuatro continentes (América, África, Europa y Asia) y demostró cómo sobrevivir vendiendo e intercambiando mercancías, desde camellos en Sudán hasta tequila en las calles de Río de Janeiro.

También es autor del libro Unfair trade (Random House, 2011 ), sobre cómo vive la gente pobre de los países más peligrosos del mundo, como Afganistán.

En la primera –y por demás, exitosa– temporada de Turistas en la mira , producida por National Geographic, se recorrieron 10 importantes destinos turísticos: Buenos Aires (Argentina), Río de Janeiro (Brasil), Las Vegas (Estados Unidos), Barcelona (España), Praga (República Checa), Roma (Italia), Bangkok (Tailandia), Delhi (India), Estambul (Turquía), Casablanca (Marruecos).

Véalo. Miércoles 5. NatGeo. 12:30 mediodía

“Nuestro objetivo no es denunciar la delincuencia de cada ciudad sino prevenir a los turistas de las prácticas delictivas más usuales para que vayan prevenidos a países extranjeros; que sirva para que los turistas entiendan la manera en que las pandillas piensan y funcionan para que así estén protegidos de ser estafados en sus vacaciones”, ha asegurado Woodman en diversas entrevistas.

Para preparar cada programa, él y su equipo realizan una exhaustiva investigación en redes sociales sobre los crímenes más comunes en cada país.

Una vez asentados en la ciudad en turno, donde permanecen por espacio de 10 días, entraban en contacto con periodistas locales para informarse sobre zonas y horas de mayor concentración de delitos; ahí montaban las cámaras y diseñaban el plan de acción.

Woodman ha dicho que la experiencia le reveló que las bandas de criminales tienen semejanzas en todas las ciudades como, por ejemplo, que los taxistas de alguna u otra forma suelen estar involucrados con robos y engaños, pero también que en cada país tienen particularidades. “En Barcelona son unos magos del carterismo; son capaces de quitarte la cartera del bolsillo delantero mientras hablan contigo sin que te des cuente; o en Brasil realizan robos tan sutiles y bien planeados que son verdaderas obras de arte”, asegura.