‘El negocio’, serie brasileña de HBO, sufrirá una fuerte sacudida en su segunda temporada. Después de todo, nadie dijo que consolidar una empresa fuera sencillo... menos si es una que vende placer de alto nivel

Por: Gloriana Corrales 24 agosto, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Son atractivas, resultan inalcanzables para el hombre común y se dedican a eso que podríamos llamar el oficio más antiguo del mundo. Mejor hablemos claro: son prostitutas finas.

Karin (Rafaela Mandelli), Luna (Juliana Schalch) y Magali (Michelle Batista) vuelven a sus andanzas en la segunda temporada de la serie brasileña El negocio . La cita con estas mujeres –que no solo son despampanantes, sino que además tienen el plus de la inteligencia– será los domingos por la noche.

Karin es ambiciosa y sabe muy bien lo que quiere: ganar la mayor cantidad de dinero con su cuerpo antes de que lleguen los efectos de la gravedad. Luna es más romántica y tiene la ilusión de conseguir, entre sus clientes, un millonario que la lleve al altar. Magali, la menor de todas, es la más aventurera, la que da rienda suelta a sus impulsos y, como es de suponer, lo refleja muy bien cuando tiene poca ropa encima.

En la temporada debut, las chicas se valieron de técnicas de mercadotecnia para incrementar sus oportunidades de crecimiento profesional. Así construyeron su propio imperio entre los hombres de la clase alta de São Paulo.

Pero como le sucede a toda gran empresa, pronto llegará la competencia. Que lo diga la Coca-Cola, que en medio de su celebración de centenario enfrentó a Pepsi en la “guerra de las colas”; o el fallecido Steve Jobs, que tuvo que avanzar cuesta arriba en 1987 cuando se introdujo Microsoft Windows 2.0.

Justamente, la primera temporada termina cuando las chicas se enteran de que alguien les está copiando el modelo de negocio. Por eso, ahora que están de vuelta, la fidelidad de los clientes se convertirá en todo un reto para las atrevidas emprendedoras del sexo.

¡Alerta! Si usted es de esas personas que prefieren las incógnitas y las sorpresas, mejor deténgase y cambie de página, pues les revelaremos algunos detalles de esta nueva temporada.

Una vez que Karin, Luna y Magali se hagan a la idea de que la aparición de “piratería”, como ellas le llaman, es el más claro indicativo de éxito, deberán concentrar sus esfuerzos en averiguar quién les está robando su esquina, metafóricamente.

Algunos contactos, algunas llamadas y ¡ voilá ! Su competencia también se identifica como Océano Azul (la marca que ellas crearon), usa sus mismos nombres, cobra tarifas de apenas cuatro dígitos y ha comenzado a compartir sus encantos con quienes antes consumían los servicios de las protagonistas de esta serie original de HBO.

No hace falta que ser graduado en finanzas para saber que es difícil competir con quien cobra diez veces menos por un producto con muchas semejanzas. Sin embargo, la crisis las llevará a reinventarse y luchar con más tenacidad por regresar al sistema del monopolio.

Karin. | HBO
Karin. | HBO

“Para conquistar el mercado se necesita tener un producto con muchos atributos, estar siempre explorando nuevas áreas, ofrecer lo que la competencia no ofrece, eliminar lo que no es original y mantener lo que no es esencial. Por último, no tener miedo de arriesgarse. Todo por el placer del negocio”, reza el teaser que resume esta nueva temporada.

No todo es placer...

Al igual que ocurre con cualquier otro trabajo, los problemas tienden a traslaparse a la vida personal y estas chicas no son la excepción.

Poco a poco, la frustración por la aparición de su propia copia comenzará a carcomer a Karin. Además, cuenta con el agravante de tener que mantener su doble vida, lo cual comienza a pasarle una cara factura.

Óscar, quien siempre tuvo que lidiar con el hecho de que su novia Luna sea prostituta, encontrará una singular manera de asumirlo y aumentar el grosor de su billetera. En todo caso, las dedicaciones de esta rubia le dejan poco espacio moral para lanzar reclamos.

Como si fuera poco, Luna tendrá que esquivar las presiones de Yuri, su otro novio, el que le produce menos sensaciones pero es más apto para presentarlo ante su familia.

Véalo. Domingo 24. HBO. 08:00 P.M. Mar. 26. 11:00 P.M.

Magali, por su parte, tendrá un serio conflicto interno entre su lado más oscuro y sus brotes sentimentales. En esta profesión, es necesario ser fría y evitar a toda costa el apego emocional. La palabra “amor” queda más que prohibida.

En medio de sus suplicios personales, las chicas deberán demostrar por qué dominan el mercado con dosis adicionales de compromiso, a cualquier costo: nuevos emprendimientos, más lujo, más riesgos, más inversión pero, sobre todo, más placer.