La productora ejecutiva de la serie dijo sentirse “afortunada” por el abordaje en torno al suicidio adolescente

Por: Gloriana Corrales 1 mayo
Censura. Nueva Zelanda le otorgó a la serie una clasificación para mayores de 18 años o bajo la supervisión de un adulto. cortesía de Netflix
Censura. Nueva Zelanda le otorgó a la serie una clasificación para mayores de 18 años o bajo la supervisión de un adulto. cortesía de Netflix

Aunque el éxito de la serie original de Netflix 13 Reasons Why es innegable, el debate sobre la conveniencia o no de la trama para el público adolescente ha encendido las alertas durante las últimas semanas.

Sin embargo, Selena Gómez, quien figura como la productora ejecutiva, rompió el silencio para defender la historia, basada en la novela homónima publicada en el 2007.

“Nos mantuvimos muy fieles al libro y a lo que Jay Asher creó inicialmente, era una historia maravillósamente trágica, complicada y llena de suspenso, y eso fue lo que quisimos hacer”, dijo a la agencia de noticias The Associated Press durante el evento anual de We Day, en Los Ángeles.

“No es un tema fácil de hablar, pero me siento muy afortunada con cómo está haciendo”, agregó.

La trama de 13 Reasons Why se centra en los amargos conflictos que llevaron a la adolescente Hanna Baker (Katherine Langford) a quitarse la vida, no sin antes grabar 13 casetes con relatos dirigidos a sus compañeros de secundaria, entre ellos Clay Jensen (Dylan Minnette).

En sus relatos se combinan situaciones de bullying , alcoholismo, abuso de drogas, body shaming y abuso sexual.

Aunque muchos defienden la serie como un instrumento para crear consciencia sobre la depresión en adolescentes, algunas de las críticas tienen que ver con la manera tan explícita en la que se presenta la muerte de Hannah Baker, así como con el riesgo de que la serie pueda crear una percepción errónea de glamour en torno al tema del suicidio.

Empero, de acuerdo con el portal Deadline , los productores de la serie están tan sorprendidos por su amplia aceptación, que ya contemplan una segunda temporada.

“Ha habido conversaciones sobre cómo ampliar la trama de la primera temporada”, asegura el sitio.

Jay Asher, el autor de la novela, admitió estar de acuerdo con que haya una segunda parte de la serie; no obstante, aseguró que no extenderá la trama literaria para un nuevo libro.