15 marzo, 2014
AFP/Twitter
AFP/Twitter

Todo parece indicar que el presentador Ryan Seacrest quiere dejar atrás algunos recuerdos de su regordeta niñez, por lo que está decidido a recurrir a lo que sea para no volver a tener sobrepeso jamás.

Según el Daily Mail , el conductor se ha obsesionado con tomar todo tipo de jugos elaborados a base de ingredientes de color verde. Una fuente cercana reveló que él les exige a sus asistentes que siempre tengan a la mano algunas de estas bebidas.

“Al menos uno de sus cuatro asistentes lo deben de seguir durante las horas de trabajo con un maletín lleno de jugos macrobióticos verdes que lo mantienen en forma”, reseñó el mencionado periódico.

El confidente incluso reveló que la bizarra dieta puede ir demasiado lejos en algunos momentos. Aparentemente, Seacrest, quien tiene muchas fanáticas, teme perder su buen físico y convertirse, por segunda ocasión, en el chico gordo.

En el año 2006, el presentador de E! confesó los terribles momentos que pasó cuando tenía 13 años, ya que llegó a pesar 81 kilos. Esto lo convirtió en una víctima más del bullying en su escuela.

“Tenía sobrepeso porque llegaba a casa y me comía unas galletas y un pote de nachos y veía Oprah todos los días de mi vida”, explicó durante una entrevista.