Los camioneros de Rutas mortales regresan en su décima temporada para enfrentar los peligros de la carretera y llevar suministros a comunidades alejadas

Por: Gerardo González 17 junio
Rutas mortales: Contra todas las adversidades
Rutas mortales: Contra todas las adversidades

Como si los peligros de la carretera no fueran suficientes, los camioneros de la serie Rutas mortales deben sortear también los efectos que el cambio climático provoca en el ambiente.

Esta décima temporada de la producción del canal History cuenta con un invitado especial: el más corto y cálido invierno de los últimos años.

Sus secuelas se trasladan a la carretera, con lo cual complican aún más la labor de los hombres y mujeres detrás del volante para entregar suministros vitales a todas aquellas comunidades aisladas y que dependen de ellos.

Del cumplimiento de su misión no solo dependen los habitantes de estos pueblos, ubicados en lo más alejados rincones, sino también una gran cantidad de compañías que enfrentarán pérdidas millonarias por no cumplir con la entrega.

En esta nueva temporada, que arranca el lunes 19, la leyenda de las carreteras heladas Alex Debogorski hace su regreso triunfal.

Además, con el objetivo de ampliar el equipo, el jefe Mark Kohaykewych pone a prueba a la nueva piloto, Steph Custance, a través de la ciudad, mientras que, en lo más profundo del desierto, Darrell Ward se enfrenta a su eterno rival de siempre, Todd Dewey.

Profesión: peligro. Durante dos meses al año, un grupo excepcional de camioneros se abre camino hasta lo más profundo de la tundra canadiense, en lo que es considerado, con justa razón, como uno de los oficios mas peligrosos del mundo.

Ellos son los protagonistas de Rutas mortales , a quienes el canal History les rinde homenaje con esta serie.

Estos conductores son los responsables de llevar equipo vital y provisiones necesarias para personas como mineros que se encuentran aislados a cientos de kilómetros de los pueblos.

Cuando hay tormenta deben manejar sobre caminos congelados que incluso los llevan a atravesar lagos y otros parajes que se convierten en un peligro para sus vidas.

Cada uno de los camioneros está capacitado en supervivencia y saben reparar sus vehículos en condiciones bajo cero. La serie invita al espectador a tomar el asiento de acompañante en un viaje que lo dejará sin aliento.