5 enero, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Nadie puede negar que el cantante Robbie Williams siempre ha destacado por reconocer, sin vergüenza alguna, que se define como un hombre metrosexual y que gusta cuidar de su imagen.

Precisamente, y con motivo de los 40 años que cumplirá este 2014, el músico decidió que no existiría un mejor regalo para tan importante que ocasión que realizarse uno que otro arreglo estético.

“Voy a tener todo hecho. Voy a tener un refrescamiento de cara, el mentón, la liposucción”, confesó muy entusiasmado al periódico The Sun .

Los comentarios se producen poco tiempo después de que revelara que tenía un trasplante de cabello, esto a pesar de que no lo necesitaba.

Williams, de 39 años, quien dio la bienvenida a su hija Theodora Rose en setiembre del 2012, admitió que tenía miedo de perder su buena apariencia.

“Con la llegada de Teddy, hay una perspectiva diferente sobre el mundo. Ya no fumo tres paquetes de cigarrillos, llego a la cama más temprano y trato de cuidarme mucho más”, dijo.