Con 40 años de trayectoria y casi 68 de edad, el comunicador habló de su carrera, su próxima visita al país y del menosprecio en el que incurre la prensa azteca

Por: Allan Andino 30 marzo, 2015

Su verbo es uno de los más punzantes de la televisión deportiva por cable. Con una trayectoria que lo respalda desde 1975, el periodista, comentarista y narrador mexicano Raúl Orvañanos es una de las voces más respetadas de Latinoamérica, al ser la figura de mayor peso de la cadena Fox Sports.

Orvañanos, quien fuera guardameta en su juventud y jugara para la Selección de México, estará de vuelta este 7 y 8 de abril en la narración de la Concachampions, para los partidos de Alajuela- Impact de Montreal, y América- Herediano. Teresa Orvañanos, Fox Sports /LN.
Orvañanos, quien fuera guardameta en su juventud y jugara para la Selección de México, estará de vuelta este 7 y 8 de abril en la narración de la Concachampions, para los partidos de Alajuela- Impact de Montreal, y América- Herediano. Teresa Orvañanos, Fox Sports /LN.

Titular en las transmisiones de los partidos de Concachampions, Copa Libertadores, y programas como Cara a cara , La previa y Fox Gol México , este 2015 alcanzará 40 años en la televisión, y muy pronto, el 14 de abril, cumplirá sus 68 primaveras.

Desde la capital mexicana, Orvañanos habló con La Nación sobre su próximas vacaciones en suelo tico, lo caro que le ha salido a la prensa azteca menospreciar el fútbol costarricense y que desea retirarse –si Fox no dice lo contrario– luego de Rusia 2018.

Por las coberturas ha visitado varias veces el país, ¿qué concepto tiene de este lugar?

Me gusta mucho Costa Rica. He tenido oportunidad de ir muchas veces. Me gusta el clima, la forma de ser del tico. Cada vez que voy me sorprende más, porque me encuentro nuevos centros comerciales y restaurantes. Me siento muy bien allí, me gusta su forma de vivir.

Me dijeron que uno de sus deseos es vacacionar con su familia en el país, ¿ya lo logró?

No, y no sabes las ganas que tengo de ir a unas vacaciones cuando menos de una semana, pero no a San José que lo conozco bastante, sino a las playas de Costa Rica. Toda la gente que ha ido y regresa, me habla maravillas. Referencias como Guanacaste. Tengo unos amigos que fueron a un hotel muy fino y muy caro, el Four Seasons. Por Internet el lugar es precioso. A todos estos sitios quiero ir. Yo sé que voy a ir de vacaciones este año porque ya me lo propuse (risas).

Este 2015 cumple 40 años de trayectoria en la televisión. ¿Cómo se siente al llegar a esa cifra?

Sí, mi carrera viene de 1975. Me siento la verdad muy bien. Empecé muy joven. Yo dejé de jugar fútbol (era arquero de Atlante) y luego me fui a trabajar en los medios (canal 13, hoy TV Azteca). Me siento bastante bien. Es una carrera en la que te tienes que renovar, estar actualizado, porque los jóvenes están apretando mucho.

¿Cómo percibe el periodismo deportivo actualmente?

El periodista actual es un poco más agresivo, presiona más a los técnicos y a los jugadores. Va un poco más allá de lo que era el periodismo antes ¡y no está mal! Son estilos y uno tiene que identificarse más que nada con un estilo propio.

Usted se dirige no solo a México sino a toda Latinoamérica, ¿cómo no meter la pata cuando le habla a un público tan diverso?

Es interesante. En ocasiones haces algún comentario y sin querer lastimas a la gente. En alguna época tuvimos una desafortunada mala influencia y mala costumbre de algunos colegas, que con mucha facilidad menospreciaban al fútbol de otros países, y eso es muy feo. Nos hemos llevado muchos golpes (deportivos) bien merecidos en donde afortunadamente se ha puesto en su lugar a mucha gente. Entonces tienes que estar con mucho cuidado y darle el respeto a todos porque así debe de ser. Para no ir tan lejos, en las eliminatorias fuimos de milagro al Mundial. Entonces eso le ha servido a la gente, a mis colegas, para darse cuenta que ¡no somos tan salsas!

Jugó contra Pelé cuando era portero del Atlante. ¿Ha tenido oportunidad de hablar con él y recordar esas anécdotas?

Sí he tenido la oportunidad de platicar con él unas siete u ocho veces por azares del destino. Me llama “golero”, es decir arquero en portugués. ¡Es un tipazo! También te digo que tuve un compañero tico, arquero también, en el Atlante. Emilio Sagot allá por los años 60. No he tenido la fortuna de encontrarlo, pero por referencias sé que está bien en Costa Rica. Es un gran amigo mío.

El equipo de Fox Sports, con Eduardo Biscayart, Raúl Orvañanos, el narrador de la Champions League Luis Omar Tapia y Fabián Estay, recibieron en el programa Cara a cara al exfutbolista Mauro Camoranesi. Twitter, Raúl Orvañanos.
El equipo de Fox Sports, con Eduardo Biscayart, Raúl Orvañanos, el narrador de la Champions League Luis Omar Tapia y Fabián Estay, recibieron en el programa Cara a cara al exfutbolista Mauro Camoranesi. Twitter, Raúl Orvañanos.

¿Cómo es Raúl Orvañanos cuando está alejado de la televisión, al que me topo en su casa?

Veo mucho fútbol porque es mi trabajo, pero me gusta ver series. Por ejemplo acabo de terminar de ver House of cards , es muy buena. Me gusta también salir a comer y probar platillos diferentes. Cuando descanso aquí en México, tenemos una ciudad muy cerca del Distrito Federal que se llama Cuernavaca, y entonces el clima allí es una maravilla. Trato mucho de ir a descansar allá. También juego golf, muy mal (lo recalca), pero juego (risas).

¿Se considera mejor narrador o mejor periodista?

¡Híjole! (reacciona sorprendido). A mí lo que más me gusta es narrar. Porque de esta forma estoy en los estadios y ver el fútbol en vivo me fascina.

Para Brasil 2014 por primera vez Fox Sports y ESPN se unieron para opinar en un segmento llamado Comex Masters . Usted tuvo que debatir contra José Ramón Fernández, con quien por años no ha tenido una relación muy cordial. ¿Cómo lo lograron?

No fue mayor problema. A la gente del Comex se le ocurre una gran idea y uno como profesional tiene que participar y no sé, no importa con quién tengas que participar. Eres un profesional, te están contratando y tienes que hacerlo. No voy a trabajar y a debatir nada más con la gente que me cae bien, no. Es como si fuera un equipo de fútbol y digo: “No juego contra el Toluca o el Herediano porque me cae mal”. Tienes que jugar contra todos.

¿La relación sigue distanciada después de esta dinámica?

Sí, sí. La educación es antes que nada y cuando te encuentras una persona, solo la saludas. Dices “cómo estás y adiós”. No hay una relación extra, pero sí debe de haber un respeto.

¿Qué es lo bueno y lo malo de estar en sus zapatos?

Lo bueno es que tengo la oportunidad de trabajar en el que yo digo, es el mejor trabajo del mundo. Y lo malo es que cada vez es menos el tiempo que me queda (risas). Tarde o temprano uno sabe que se está acabando y que hay que irse, y hacerlo cuando la gente te recuerde bien de salud. También hay que dedicarle un poco el tiempo a la familia, que aguantan mucho. Después de los años que llevo trabajando en los medios, si le sumas los que jugué fútbol, te encuentras que fines de semana completos no tengo. Es imposible. De alguna manera trato de compensarlos. Ahora en Semana Santa queremos irnos toda la familia unos cuatro días o más y tratar de disfrutar.

El 14 de abril cumplirá 68 años de edad, ¿qué hará?

(Risas) ¡Está bien enterado! Cae martes pero lo voy a hacer el viernes siguiente. No sé que haré de comer. Es mi gran incógnita pero voy a comer con amigos y mi familia. Tengo un amigo que hace un jabalí a las brasas delicioso, o es eso o las tradicionales carnitas mexicanas. De que habrá comida habrá, y vamos a tener cuando menos un mariachi.

¿En su carrera alguna vez lo han censurado?

Sí. Muchísimas veces (dijo lamentándose). No hace mucho tiempo me metí en un problema por una transmisión. Llamé payaso a Cristiano Ronaldo por una rabona que hizo en un juego del Mundial de Clubes contra Cruz Azul, y bueno trascendió hasta España. Me llamaron de programas de allá, salí en el diario Marca y bueno los tuits eran impresionantes. Sirvió para darme cuenta de la magnitud de seguidores de Cristiano Ronaldo en el mundo. Lo que no pude hacerles entender a los españoles, es que cuando tú llamas payaso a alguien en México, es como decirle deja de ser bromista. La enseñanza fue que tienes que cuidar tu lenguaje.

¿Alguna otra?

Sí, mucha gente que no está de acuerdo o directivos de equipos que te reclaman porque dices lo que pasó en tal estadio, y lo dices como es. En este trabajo el fútbol es dependiendo del cristal con el que lo mires. La gente es muy apasionada y también uno debe ser autocrítico, y reconocer cuando uno se equivoca.

¿A qué edad le gustaría retirarse de la televisión?

Tenía pensado hacerlo después del Mundial de Rusia 2018, pero no sé. También dependerá de la gente de Fox. Lo que sí es un hecho es que ya de Fox no me muevo. Antes tuve otras ofertas para irme a otros medios, pero estoy muy cómodo y feliz aquí.

¿Cómo analiza lo que ha pasado en la Concachampions?

Se está demostrando también a nivel de clubes que el fútbol de la zona sigue creciendo. No me extraña tanto lo de Costa Rica, sí lo de Canadá con el Montreal. Esto le da más competitividad al área.

¿Le sorprendió no el gane, sino el marcador de 3 a 0 de Herediano sobre el América?

Sí, sí me sorprendió. Te digo una cosa, también me sorprendió cómo se jugó el partido que no le hubieran metido más al América. Herediano pudo cuando menos hacer otro gol. Sí me sorprendió el marcador como tal, pero no lo difícil que iba a ser el partido.

¿Cómo ve esa serie?

No, está en chino (duro) para el América. Esa es la realidad.

¿Sería un fracaso para el club de la Ciudad de México si no va al Mundial de Clubes?

Yo creo que sí, porque con lo que gastaron se debe considerar como un fracaso. Invirtió mucho dinero ($25 millones).