Actriz de la era dorada de Hollywood manifestó que se apropiaron de su identidad sin su consentimiento y reclama que le paguen por daños a su imagen y por daños emocionales

Por: Carlos Soto Campos 2 julio
Esta imagen de archivo muestra a Olivia de Havilland, de 101 años, en París, retratada en el 2016.
Esta imagen de archivo muestra a Olivia de Havilland, de 101 años, en París, retratada en el 2016.

Después de que una serie de FX utilizara su nombre y representara su identidad, la actriz Olivia de Havilland presentó una demanda contra el canal y contra el productor Ryan Murphy, según informó este domingo el diario estadounidense The New York Times.

En marzo, se distribuyó en Latinoamérica le programa Feud: Bette and Joan, que recuenta la histórica y larga rivalidad entre las actrices Joan Crawford y Bette Davis. En el programa se representa a Olivia de Havilland, actriz de la era dorada de Hollywood y quien era amiga de Bette Davis. La señora de Havilland, no quedó contenta con dicha aparición.

Según la demanda, "FX se apropió indebidamente el nombre de Olivia de Havilland, su imagen e identidad sin permiso y la representó falsamente para explotarla comercialmente". La actriz de 101 años pide que se le retribuya económicamente por "daño emocional" y "daño a su reputación".

En la demanda se mencionan algunos de los diálogos que el personaje de Olivia de Havilland (interpretado por Catherine Zeta-Jones) como pruebas. Este personaje aparece en seis episodios de Feud: Bette and Joan y es partícipe directo entre la polémica de las actrices.

Ryan Murphy, cocreador de la serie, ya había dicho a The Hollywood Reporter que su equipo nunca contactó ni consultó a Olivia de Havilland sobre la aparición de un personaje con su nombre en la serie. "No le escribí porque no quise ser irrespetuoso, no quise preguntarle '¿Esto pasó?', '¿qué opinas de todo eso?'", dijo Murphy a la revista en abril.