Por: Gloriana Corrales 8 mayo, 2013

Melvin Campos fue fanático de Cartoon Network desde sus inicios. La razón: la trasmisión de las caricaturas con las que creció, le evocaba nostalgia.

Campos, quien ahora es profesor de estudios generales de la Universidad de Costa Rica, tenía 23 años en el momento en que comenzó a disfrutar con los Looney Tunes y otras series de Warner Bros., así como las producciones propias de Cartoon Network.

“Tenían animaciones con temas originales como La vaca y el pollito o Johnny Bravo ”, dijo.

Otro de los factores llamativos para Campos fue la transmisión de los animados de DC Cómics, entre ellos Batman y Superman.

Luego, llegó la época de los Toonami , un bloque dedicado exclusivamente a las series de animé, como Dragon Ball.

A inicios del 2000, la fascinación de Campos por Cartoon Network llegó a su punto máximo, gracias a programas con un concepto “más ácido”.

“La época de Adult Swim era en la que más lo veía, en lo poco que duró. Es de lo que más extraño de ese Cartoon Network, porque era animación para adultos que en realidad es bien difícil de ver en América Latina”, dijo.

Este amante de la animación tomó el control remoto y cambió a Cartoon Network tres años atrás. “Mis amigos ya no lo ven. Seguimos buscando animación alternativa, pero el canal ya no pasa cosas tan ingeniosas”, añadió.