Narcos II, una apuesta de Netflix tan monumental como su primera temporada, se centra en la ruta de Pablo Escobar hacia la muerte, y ahonda en la polémica sobre quién mató realmente al hoy mítico mafioso. Se trata de una megaproducción que incluye, entre su elenco de actores estelares, al costarricense Leynar Gómez.

Por: Yuri Lorena Jiménez 27 agosto, 2016
‘Narcos’: Muere el capo, nace la leyenda
‘Narcos’: Muere el capo, nace la leyenda

Con Pablo Escobar, como con Al Capone, parece que nunca es suficiente. Netflix vuelve en medio de enormes expectativas con la última parte de la vida de Escobar en Narcos II ¿Quién mató a Pablo Escobar? .

La saga primaria fue un éxito rotundo de audiencia. Los fans contamos las horas para la liberación de la segunda temporada, a primera hora de este viernes 3 de setiembre.

Escribir sobre narcos “famosos” siempre es un placer culposo. Y deleitarse con esas historias, también. ¿Por qué seguimos embelesados con relatos que desmenuzan el devenir de la vida de los grandes delincuentes?

Gran tema. El caso es Netflix – plataforma líder de televisión en streaming – la agarró al vuelo y tiene a medio continente a sus expensas, esperando la saga número 2 de una historia que se ha contado una y otra vez.

¿Revelará algo nuevo esta trepidante producción? Todo indica que así será. Toca que usted lo descubra por sí mismo.

Para los no iniciados

Hace exactamente un año Netflix estrenó Narcos , su primera producción global y que puso de relieve a un variopinto y selecto grupo de actores latinoamericanos en la interpretación de una nueva versión sobre la guerra entre el extinto narcotraficante y el gobierno colombiano.

Entonces Wagner Moura, respetado actor en su natal Brasil, pasó de un momento a otro a convertirse en una figura continental y hasta mundial, tal fue el éxito de la primera parte de la historia.

El costarricense Leynar Gómez (a la derecha) interpreta a uno de los guardaespaldas principales de Pablo Escobar. En ‘Narcos II’ comparte créditos --entre otros destacados actores-- con Andrés Felipe Torres (centro), quien encarnó a ‘El Topo’, sicario de Escobar en ‘El patrón del mal’. Netflix/LN
El costarricense Leynar Gómez (a la derecha) interpreta a uno de los guardaespaldas principales de Pablo Escobar. En ‘Narcos II’ comparte créditos --entre otros destacados actores-- con Andrés Felipe Torres (centro), quien encarnó a ‘El Topo’, sicario de Escobar en ‘El patrón del mal’. Netflix/LN

En aquella ocasión, Moura contó a la prensa que recordaba muy bien la imagen de Pablo Escobar muerto en un tejado en Medellín en 1993. Tenía 17 años, vivía en Bahía y, por supuesto, no tenía idea de más de dos décadas después lo encarnaría en una serie de algo que ni remotamente existía entonces: la televisión en línea.

La serie, creada por Chris Brancato, Eric Newman y Carlos Bernard, y dirigida (en ambas temporadas) por el brasileño José Padilha ( Tropa de Elite y RoboCop ), aborda la guerra entre el Gobierno y los poderosos carteles de las drogas que aterrorizaron Colombia en la década de los 80.

Tanto la crítica como los actores coincidieron en que la historia se abordó desde varios ángulos, pues contó la versión del Gobierno, de la DEA, de los narcos, de la población, de las familias.

“Ninguno tiene la razón. El Gobierno estadounidense no tiene la razón. El colombiano tampoco. Simplemente se colocan los hechos sobre la mesa y se dice lo que pasó pero sin un juicio ” , declaró en su momento la actriz mexicana Stephanie Sigman, una de las protagonistas.

Frenética

El final de la primera temporada dejó a Pablo Escobar saliéndose con la suya una vez más, al protagonizar una espectacular fuga de la cárcel La Catedral, en Envigado.

Para entonces, no estaba claro si Netflix continuaría con la historia, pero el rotundo éxito de audiencia los conminó a continuar con la otra parte, con la de los hechos que se sucedieron hasta la caída mortal del capo de capos.

Esta acaeció el 3 de diciembre de 1993 en un confuso tiroteo en el que Escobar, acorralado y en compañía de su único guardaespaldas para entonces, se enfrentó con el Bloque de Búsqueda, cuerpo policial creado específicamente para capturar a Pablo.

Justamente es Leynar Gómez, actor costarricense que se dio a conocer masivamente en el país por su coprotagónico en Presos , de Esteban Ramírez, quien encarna al último escudero de Escobar, Alvaro de Jesús Agudelo, a quien apodaban Limón y que murió a tiros en la refriega.

Todos los detalles sobre el fichaje de Leynar en esta megaproducción estaban embargados por un asunto contractual, pero la revista Viva de La Nación publicará esta semana una amplia entrevista con el actor puntarenense, donde revela todos los detalles de este enorme paso en su carrera.

De vuelta a Netflix II , ha sido el propio protagonista, Wagner Moura, quien por fin ha podido ofrecer entrevistas y liberar algunos detalles de la producción ya en la recta final hacia el estreno.

En una visita promocional a México, el brasileño dijo a la agencia AP que mientras la primera emisión –que cubrió cerca de 15 años, desde que Escobar conoció la cocaína hasta su fuga de la cárcel La Catedral– fue una “temporada épica” , la segunda es más dramática.

Wagner Moura protagonizó a Pablo Escobar en las dos temporadas. Leynar Gómez (izq.), se incorporó en la segunda. Estuvo casi un año en Colombia, lo que duró la producción. Netflix/LN
Wagner Moura protagonizó a Pablo Escobar en las dos temporadas. Leynar Gómez (izq.), se incorporó en la segunda. Estuvo casi un año en Colombia, lo que duró la producción. Netflix/LN

Hoy se sabe, por ejemplo, que el énfasis en los conflictos psicológicos y el derrumbe del imperio de Pablo Escobar marcan esta nueva entrega.

“Los conflictos de los personajes de la segunda temporada es lo que interesa, los dramas morales, ese Pablo acorralado y perdiendo todo el poder que tuvo, es una curva hacia abajo” , apuntó Moura, quien interpreta a Escobar.

Entre la primera y la segunda temporada, Escobar mantiene su gusto por la marihuana. Moura se aventuró a imaginar lo que habría pensado el máximo capo colombiano sobre la legalización que ha comenzado a tener esa droga en el mundo.

“En una entrevista con una periodista colombiana llamada Yolanda Ruiz, Pablo decía, 'esto por el momento es ilegal, pero a la larga esto será un negocio que será legal'”, dijo Moura, quien dedicó a Narcos dos años de su vida en los que llevó a su familia a vivir a Colombia y trató de adentrarse lo más posible en la temática, tras lo cual no cambió su punto de vista acerca de la legalización de las drogas, sino que lo ratificó.

“Yo tengo hoy la certeza absoluta, está probado que la guerra de las drogas es un fracaso gigante, especialmente para nosotros”, expresó el actor nominado a un Globo de Oro por su interpretación de Escobar. “Porque esa guerra no pasa en Los Angeles ni en Nueva York, sí en los barrios periféricos de esas ciudades, sí, pero no de la manera en la que pasa aquí en México en donde los jóvenes pobres de las periferias de las ciudades grandes están muriendo de una manera brutal” .

El conflicto también alcanza a Javier Peña, el agente de la DEA interpretado por el chileno Pedro Pascal ( Game of Thrones ), quien comienza a negociar con otros narcos para acechar a Escobar al tiempo que deja de tener los romances que lo caracterizaron en la primera temporada.

Huele a polémica

Por su parte Tata Escobar, la esposa del capo, demuestra que es mucho más que su acompañante al tomar un papel más prominente como una de las pocas figuras a las que respeta Pablo.

“Creo que esta mujer nunca fue una mujer sumisa ni nada por el estilo... Ella es una mujer demasiado inteligente y sabe perfectamente lo que hace su marido y lo que no, pero decide quedarse callada” , dijo la mexicana Paulina Gaitán, quien da vida a María Victoria Henao Vallejo, “Tata”, una de las sobrevivientes de Escobar. “La señora sigue y no sabemos qué onda con su vida, no sabemos absolutamente nada de ella porque logró deslindarse al 100%. ¿Qué tan inteligente fue esta mujer que dijo 'chau'?”, agrega Gaitán, en declaraciones que podrían ser incendiarias en vista de que María Isabel Santos, esposa de Escobar, está viva y radicada en Argentina.

Mientras Escobar va en caída, otros narcos como Gilberto Rodríguez Orejuela, el líder del cartel de Cali, interpretado por el mexicano Damián Alcázar, adquieren más poder.

En varias ocasiones se ha comentado que la intención del productor y director brasileño José Padilha no era contar la historia de Pablo Escobar, sino presentar la ruta de la cocaína en Latinoamérica, por lo que una tercera temporada con la historia de Rodríguez Orejuela sería factible.

‘Narcos’: Muere el capo, nace la leyenda
‘Narcos’: Muere el capo, nace la leyenda

“Hasta ahorita no me han dicho nada” , dijo Alcázar sobre estos planes. “Es muy posible, con las pocas palabras que he cruzado con algunos de los productores, me han dicho '¿listo para la tercera?'. Sí, pero no me dicen cuándo”.

La serie ha sido harto elogiada por su producción, pero recibió críticas por el acento de Moura. Al respecto Alcázar dijo sentirse en confianza.

“He hecho muchas cosas en Colombia, el acento no es ningún problema. Lo tengo perfectamente claro, quiero darle el dejo caleño” , expresó.

Véalo. Viernes 2 de agosto. Netflix