El canal Boomerang transmitirá la serie animada del singular personaje que en los 90 cayó del cielo a las calles británicas

Por: Gloriana Corrales 28 marzo, 2015
Mr. Bean en versión animada.
Mr. Bean en versión animada.

Los disparates de uno de los más extraños y encantadores perosonajes que ha visto la televisión volverán a arrancarle una que otra carcajada a quienes gustan del humor británico.

Acostumbrado a transmitir series que evoquen la nostalgia, el canal Boomerang traerá de vuelta a Mr. Bean , esta vez como un dibujo animado.

Todos, incluido el osito Teddy, Irma Gobb (la atolondrada novia de Mr. Bean) y y el misterioso conductor del Reliant Supervan, compartirán de nuevo las aventuras de la serie noventera que aún sigue presente en la memoria de varias generaciones.

Aparte de sortear las complicaciones de su solitaria vida, el excéntrico Mr. Bean tendrá que lidiar con la señora Wicket, la gruñona propietaria de los apartamentos donde él vive, y con su malvado gato Scrapper.

A través de 104 episodios de unos 12 minutos de duración, el inocentón ciudadano londinense seguirá su instinto de buscar la salida más fácil a las dificultades del tránsito por la ciudad, la delincuencia y hasta la pérdida de Teddy, por citar algunos ejemplos.

Véalo. Miércoles 1.° de abril. Boomerang. 8:00 P.M.

Al igual que en la serie de live action , las aventuras animadas del peculiar británico, siempre de saco y corbata roja, tienen muy pocos diálogos. Atkinson proporcionó su voz para los pequeños fragmentos de sonido que se incluyen y sus tan acostumbrados murmullos de frustración.

Además, los animadores se basaron en los torpes movimientos del actor Rowan Atkinson en la icónica comedia para recrearlos en sus caricaturas.

“Seguimos la vida de nuestro desventurado héroe a través de las eventualidades cotidianas que logra transformar en divertidas aventuras. Diversión para toda la familia”, apunta en su sitio web Tiger Aspect, la productora que desarrolló la serie original , y que en entre el 2002 y el 2004 puso en pantalla la versión animada.

Sin embargo, el sitio de Common Sense Media advierte que el contenido de las caricaturas podría no ser tan inocente como parece.

“Los cortos animados se componen esencialmente de payasadas para adultos, con momentos ocasionales de contenido sexualmente sugestivo y un comportamiento absurdo por parte del personaje central. Mr Bean es una especie de Charlie Chaplin moderno, los episodios muestran muy pequeños diálogos y el protagonista se ve envuelto en situaciones estrambóticas por causa d e sus malas decisiones”, señala.

¿Qué se podía esperar? Mr. Bean es “un niño dentro del cuerpo de un hombre adulto”, según lo describió alguna vez el propio Atkinson.