La casa de superhéroes y el gigante del video en línea unieron sus talentos para estirar (aún más) la cobija de los cómics. Daredevil es el primero de varios proyectos compartidos prontos a ver la luz

Por: Víctor Fernández G. 8 abril, 2015
Oscura. Daredevil. tiene un tono más sombrío que los filmes de Marvel . Netflix para LN.
Oscura. Daredevil. tiene un tono más sombrío que los filmes de Marvel . Netflix para LN.

En el 2013, cuando Marvel recuperó los derechos cinematográficos de su cómic Daredevil , el título estaba tan maltrecho que nadie apostó a verle incluido pronto en los planes de pantalla grande de la compañía. Y justo así se dio.

Sin embargo, fiel a su tradición de eterna caja de sorpresas, Marvel reservó al vengador no vidente para otra plataforma, una donde sus tentáculos tienen hoy mucho espacio para extenderse.

El 10 de abril, los 13 episodios de la primera temporada de Marvel’s Daredevil se liberarán –de un solo– en los territorios en los que opera Netflix, Costa Rica incluida. Esta serie no solo es el primer hijo de custodia compartida entre dos de las más importantes corporaciones del entretenimiento mundial, sino también el inicio de la expansión del ya de por sí voluminoso Universo Cinematográfico Marvel (UCM) hacia medios digitales de contenido on demand .

Villano. Vincent D’Onofrio interpreta a Wilson Fisk, el líder criminal Kingpin. Netflix para LN.
Villano. Vincent D’Onofrio interpreta a Wilson Fisk, el líder criminal Kingpin. Netflix para LN.

La alianza entre Marvel (con todo el respaldo de su matriz Disney) y de Netflix para la producción de contenido original ilusiona al mundo nerd y asusta a los competidores. Por un lado está un imperio construido a partir de los cómics y con una cantera inagotable de personajes de éxito ya probado, y del otro sonríe la plataforma de películas y series en línea que ha experimentado un crecimiento desmesurado en los últimos tres años.

Netflix hace rato se lanzó a competir con las cadenas de televisión, específicamente con las de cable, originando programas propios que sirvan de señuelo para atraer nuevos suscriptores. Programas suyos como House of Cards y Orange is the New Black son hoy aplanadoras que no solo arrastran audiencia, sino que barren a gusto con premios Globos de Oro y Emmy que antes eran feudo de la televisión convencional. Y sí, meterse en el nicho de los superhéroes era su próximo gran proyecto.

Cómics reciclados. ¿Cómo un personaje como Daredevil, tan desprestigiado tras su triste paso por el cine, es hoy la piedra angular de la relación entre Marvel y Netflix? Esto sí que nadie lo vio venir.

Cuando Marvel era solo una editorial de historietas, los apuros económicos obligaron a la compañía a licenciar los derechos cinematográficos de sus principales estrellas. De ahí que cuando se fundaron los Estudios Marvel, sus productores tuvieron que echar mano de héroes sentados en la segunda fila de protagonismo, esos que hoy generan millones y se agrupan como Los Vengadores.

Urbana. La serie se desarrolla en un Nueva York en reconstrucción tras Los Vengadores .
Urbana. La serie se desarrolla en un Nueva York en reconstrucción tras Los Vengadores .

Poco a poco, Marvel ha recobrado el control de la representación en cine de creaciones suyas que fueron explotadas por otros, como Blade, Punisher, Ghost Rider y, desde luego, el popular hombre sin miedo: Daredevil. Sin embargo, incluirlos de golpe en las mismas películas que Iron Man y el Capitán América no parecía sensato, debido a que el público aún resentía la deplorable calidad de las cintas que los tuvieron de estelares.

Daredevil es el mejor-peor ejemplo de lo anterior: en el 2003 se estrenó su película homónima, producida por 20th Century Fox y con Ben Affleck dándole vida al vigilante callejero y a su alter ego, el abogado Matt Murdock. La película fue un fracaso mayúsculo y lanzó a la basura el futuro cinematográfico del personaje creado en 1964 por el escritor Stan Lee y el ilustrador Bill Everett (apoyados por el legendario Jack Kirby).

Sin planes hollywoodenses por el momento, la opción de Netflix resultó perfecta. Críticos y entendidos que ya han visto adelantos de la serie coinciden en que su trama permitió a Marvel el adentrarse en enfoques más oscuros que no podría desarrollar en sus películas de corte familiar o en sus series que se transmiten en televisión abierta ( Agent Carter y Agents of S.H.I.E.L.D. ).

Marvel’s Daredevil es la primera de cinco series ambientadas en el UCM exclusivas para Netflix, todas nutridas de héroes neoyorquinos que operan en un nivel más vecinal. Luego vendrán Jessica Jones, Luke Cage, Iron Fist y The Defenders .

Claro está que el plan es que todos estos vigilantes puedan, eventualmente, saltar a los filmes de Marvel y cruzarse con sus colegas de la pantalla grande. Y, por qué no, eventualmente llegar a protagonizar sus propias películas, en la medida en que la audiencia les sonría.

Sin embargo, un paso a la vez: Daredevil volvió de la tumba en la que la Fox lo dejó tendido y ahora lo hace cargado en hombros por dos gigantes que hacen lo que les da la gana.

Etiquetado como: