Los comerciales que se transmiten durante el Super Bowl son tan importantes como el juego mismo, y anoche no fue excepción.

Por: Víctor Fernández G. 4 febrero, 2013

San José (Redacción). La final del futbol americano es posiblemente la única transmisión en la que la gente no aprovecha los anuncios para ir al baño.

Los comerciales que se transmiten durante el Super Bowl son tan importantes como el juego mismo, y anoche no fue excepción. La pauta publicitaria que se emitió durante el juego en que los Ravens derrotaron a los 49ers se cuenta no solo entre la más vista del año en Estados Unidos, sino también entre la más cara.

Stuart Elliott , columnista de The New York Times sobre publicidad estimó que la gran mayoría de los anuncios de ayer fueron aburridos y con demasiado énfasis en aspectos nostálgicos, poco conectados con el televidentes actual.

Sin embargo, según Elliott varios fueron los comerciales se lograron desmarcarse y para bien. Estos son sus predilectos:

Bud Light (agencia: Translation)

Budweiser (agencia: Anomaly)

M & M’s (agencia: BBDO New York)

Mercedes-Benz (agencia Merkley & Partners)

Oreo (agencia Wieden & Kennedy)

Taco Bell (agencia Deutsch L.A.)

Tide (agencia Saatchi & Saatchi)

Toyota (Saatchi & Saatchi Los Angeles)