Artista La actriz colombiana interpreta a Ana Julia, la madre de la cantante de rancheras, famosa en el valle del Cauca

Por: Jessica Rojas Ch. 12 agosto, 2014

La historia de la cantante colombiana Helenita Vargas y su lucha por cantar en una Colombia dominada por el machismo, llega a Repretel el próximo 18 de agosto.

La actriz Laura García interpreta a Ana Julia, la madre de la cantante, y antagonista en esta producción de CMO para Caracol Televisión. García habló con Viva sobre su papel en la serie y sobre el importante mensaje de La ronca de oro .

García es actriz de teatro, televisión y cine. Es maestra de actuación y su carrera es ampliamente conocida en su natal Colombia.

A continuación, un extracto de la entrevista con la galardonada artista de 61 años.

Esperó 30 años para volver a las novelas. ¿Por qué volvió a aceptar el regreso a la televisión?

Creo que la televisión en Colombia se transformó. Hace unos 10 años los directores y productores se dieron cuenta de que de pronto el público tendría un interés de ver producciones con una factura más cinematográfica, más cuidada y ya no una cosa de estudio artificial; en ese momento me ofrecieron un espacio y fue como regresar con el pie derecho.

¿Por qué es importante contar la historia de Helenita Vargas en La ronca de oro ?

Es importante porque el telón de fondo de la historia de Helena es un poco la historia de Colombia en un momento. Ella nació en una familia de clase media-alta, en el valle del Cauca: con tradiciones, católica, conservadora y ella tenía una llama interior que le produjo las fuerzas para quitarse ese vestido con el que había nacido y, por lo tanto, se va de su casa a seguir su sueño. Detrás de esa historia está la violencia de la Colombia de los años 50, cuando los liberales y los conservadores se mataban por las tierras de los campesinos; además, refleja el movimiento de los 60, que muestra a una mujer libre.

”Para mí, la historia tenía esa importancia, no era un simple anecdotario de la vida de Helena Vargas, sino fue una vista a ese país.

¿Qué le aporta la serie a las nuevas generaciones?

Tanto las nuevas generaciones, como nosotros, todos tenemos que saber cómo fue el pasado del lugar donde vivimos, ahí está reflejado esos años 40, 50 y 60 del valle del Cauca. Para las nuevas generaciones es importante ver cómo puede plasmar su vida un espíritu libre como era Helena Vargas; ella fue una mujer decidida que se salió de los moldes de esa sociedad.

Usted interpreta a Ana Julia, la madre de Helena. ¿Cómo lograr el personaje?

A mí me gusta hacer una arqueología muy profunda de lo que voy a representar. Yo me fui para Cali, la ciudad donde Helena hizo su carrera; pude entrar en contacto con algunos familiares y amigos; pude interactuar con ellos y ver sus relaciones, cómo era su temperamento y la cultura. Con esa información, un actor debe olvidarse de una manera consciente y dejar que el personaje empiece a aflorar.

La ambientación de La ronca de oro fue muy alabada...

Una ventaja es que el equipo artístico fue muy completo, muy profesional y muy talentoso. Las escenografías fueron maravillosas, hubo grandes recreaciones.