Él éxito de las investigaciones criminales depende en gran parte de la rapidez de reacción de los detectives.

Por: Yuri Lorena Jiménez 9 mayo, 2015
‘Las 48’: Esas primeras vitales 48 horas
‘Las 48’: Esas primeras vitales 48 horas

Es una carrera contra el tiempo que a menudo atestiguamos en las películas, pero que tiene su asidero en la vida real: en la medicina lo llaman el “momento crítico”; en las investigaciones penales le dicen “Las primeras 48 horas”.

Este lapso que transcurre a partir del momento en que se comete un crimen a menudo marca la diferencia entre la resolución o no del hecho.

Es sobre la vertiginosa investigación inmediata a un hecho de sangre que versa este reality de A&E: como dice el comunicado de prensa, pregúntenle a cualquier detective y ellos le dirán que si no tienen una pista, un sospechoso o un arresto antes cumplirse las 48 horas, las posibilidades de resolver el caso se reducen a la mitad.

Véalo. Lunes 11. A&E. 7:00 P.M.

En un estilo visual que se siente más como un drama de televisión que como un reality show , Las primeras 48 horas sigue muy de cerca a detectives de homicidios durante estas horas críticas iniciales, en una carrera contra el tiempo para resolver hasta los casos más complicados.

Veamos algunos de los casos. En el condado de Harris, roban el auto de un joven padre y lo matan afuera de su casa. Para encontrar a los asesinos, el equipo de homicidios primero debe hallar el auto de la víctima, lo cual puede convertirse en una proeza casi imposible una vez que los asesinos hayan contado con el suficiente tiempo para esconder el vehículo.

Por otra parte, en Miami un músico local es baleado en la calle y la búsqueda de respuestas guía al equipo hasta muy cerca de su casa. Las valiosas pistas iniciales, con el cadáver aún tibio, los dirigirán hacia el propio vecindario de la víctima. Y también en La Florida, una masacre ocurrida en las afueras de una tienda deja dos fallecidos y un herido grave. Del agonizante sobreviviente depende que los detectives empiecen la cacería.