Hace unos años, la comediante Maria Bamford fue hospitalizada en un psiquiátrico; una nueva serie en Netflix cuenta su vida después de su crisis

Por: Natalia Díaz Zeledón 14 mayo, 2016
‘Lady Dynamite’ en Netflix: la historia después del ataque de nervios
‘Lady Dynamite’ en Netflix: la historia después del ataque de nervios

¿Los comediantes lloran? Una pregunta tonta, pero nos la hemos hecho más de una vez en los últimos años.

Cuando Robin Williams se quitó la vida, en el 2014, su muerte abrió un amplio debate sobre salud mental: ¿cómo es posible que una persona que dedica su carrera a hacer reír a otros no pueda mantenerse feliz a sí mismo?

Maria Bamford responde a la pregunta con su serie en Netflix, Lady Dynamite , una comedia que exagera los acontecimientos reales de su lucha contra su propio desorden obsesivo compulsivo.

Hace nueve años, la carrera de comediante de Bamford llevaba el mismo camino que el de cualquier otro artista de su género: después de girar varias ciudades con shows de stand-up comedy , después de aparecer en programas de televisión estadounidenses, después de impulsar su propia serie para web ( The Maria Bamford Show ), finalmente, la comediante había amasado suficiente currículo como para considerar apariciones en series de televisión y películas.

Todo ese potencial se desplomó cuando, en el 2010, Bamford fue hospitalizada en centros psiquiátricos durante tres ocasiones consecutivas por crisis de su trastorno mental.

“Me sentía terrible y mi cerebro se sentía terrible. En el pasado, había sido capaz de escribir en mi diario o leer un libro de auto ayuda, llamar a alguien y salir de este estado emocional. Pero no era un estado, me había ido”, dijo la comediante en entrevista con The New York Times en el 2014.

Es difícil imaginar que un comediante sea víctima de sus nervios o su tristeza porque para subir a un escenario y hacer reír a toda una sala tiene que contar con la mayor tranquilidad y alegría posibles. O eso pensamos.

Después de su propio ataque nervioso, Bamford desempolvó su rutina –llenas de voces extrañas, muecas, comedia física y, además, comentarios introspectivos sobre el mundo en que vivimos– para meter a sus desgracias.

Lady Dynamite trata sobre la ligereza del sufrimiento: lo que en un momento nos aplasta, en otro nos libera. Bamford es la viva prueba que reírse de uno mismo es la mejor cura para sanar las heridas autoinflingidas.

Véalo. Viernes 20 de mayo. Netflix