Jimmy Fallon, Jimmy Kimmel y James Corden son las personalidades masculinas que a diario se magnifican como los astros de la pantalla chica estadounidense

Por: Manuel Herrera 17 mayo, 2016

La “jota” en sus nombres es solo una de las particularidades que comparten los presentadores de televisión Jimmy Fallon, Jimmy Kimmel y James Corden, de las cadenas estadounidenses NBC, ABC y CBS, respectivamente.

Ellos son las figuras masculinas de los talk shows más importantes de la televisión en Estados Unidos, cuyos nombres son casi de dominio mundial gracias a la Internet, red en la que se viralizan los trabajos que a diario los magnifica como los astros de la pantalla chica norteamericana.

Los populares presentadores de The Tonight Show (Fallon), Jimmy Kimmel Live! (Kimmel) y The Late Late Show (Corden) han visto desfilar por sus sets a grandes estrellas de la música, el cine, el teatro y hasta de la política, quienes recurren a estos formatos cargados de ingenio y versatilidad, que los presenta al mundo con menos “diplomacia”.

Y es que aunque los programas tienen presencia en las parrillas de los tres canales de televisión abierta más importantes de Estados Unidos (NBC, ABC y CBS) es común que las secciones más trascendentales de cada emisión colmen de visitas sus respectivos canales de YouTube.

De ahí que la reciente caída de la incipiente estrella del pop Meghan Trainor en el show de Jimmy Fallon reventara como pólvora en los portales de noticias de todo el mundo, un eco similar al que tuvo el Carpool Karaoke en el que James Corden entrevistó a Adele logrando que la artista se declara fanática del rap y de las canciones de Nicki Minaj.

Desde la casa de Jimmy Kimmel también se han gestado momentos memorables. Uno de ellos ocurrió en febrero de este año, cuando George Clooney volvió a derretir corazones al recordar su papel de Dr. Doug Ross en la serie Urgencias , de los años 90.

Pero ¿quiénes son las estrellas con las que la televisión estadounidense cierra a diario sus transmisiones? Conózcalas.

James Corden.
James Corden.

El hombre más viral de la TV. El 9 de setiembre del 2014, la cadena CBS anunció que el programa The Late Late Show continuaría en el 2015 bajo la conducción del británico James Corden.

El 9 de setiembre del 2014, la cadena CBS anunció que el programa The Late Late Show continuaría en el 2015 bajo la conducción del británico James Corden.

La noticia no agradó del todo a la audiencia estadounidense, pues a la pantalla chica local arribaría una figura prácticamente desconocida, ya que su carrera artística se limitaba a una obra de teatro y dos papeles secundarios en el cine.

El escepticismo del público trascendió a la prensa. “Es enérgico, afable y seguro de sí mismo, pero no particularmente especial. Todavía no está claro por qué le han elegido”, publicó The New York Times en la crítica de televisión tras el debut del británico.

Con los meses, el actor, comediante, cantante, guionista y productor de televisión comenzó a ganar adeptos y a cosechar un éxito que, aún hoy, es uno de los más insólitos e inesperados en la historia de la televisión.

Y es que a Corden le tocó nada menos que llenar los zapatos del ácido humorista Craig Ferguson y a la postre, le tocó colarse entre una nueva camada de presentadores de la talla de Jimmy Fallon, Seth Meyers y Stephen Colbert, entre otros.

Tal panorama obligó al inglés a afinar un talento que, con el paso del tiempo, lo llevaría a destacarse con una fórmula propia: desafió la estructura clásica del late night (monólogo de la actualidad y entrevista a una personalidad) con lo que hoy es su sello: tres invitados en una conversación distendida, reveladora, atrapante y novedosa. También ha causado furor con su sección Carpool Karaoke, en la que el host invita a famosos del espectáculo a dar un paseo en vehículo y los entrevista y cantan juntos; esta es una de las secciones más gustadas y virales del show. La primera celebridad en subir al popular auto de Corden fue Mariah Carey.

Con el Carpool Karaoke , el británico, de 37 años, conquistó la red al punto de haberse convertido en el hombre más viral de la televisión. Solo como ejemplo, el Carpool Karaoke de Adele tiene más de 100 millones de reproducciones en YouTube.

El éxito en la gran red coronó a la estrella este 2016 como la tercera personalidad más influyente según la revista Time.

Jimmy Fallon.
Jimmy Fallon.

El ‘elemento’ diferenciador. ¿Por qué Jimmy Fallon es distinto al resto? Cuestionó en una publicación del 2011 la revista Rolling Stone.

La respuesta no fue compleja. Desde sus primeras andanzas en la televisión el presentador apostó por diferenciarse del resto de conductores nocturnos de las cadenas rivales de NBC a punta de sketches e imitaciones perfectas de rockstars , concluyó la revista.

Así lo hizo desde que apareció por primera vez en Saturday Night Live (de 1998 al 2004), luego en Late Night (2009 al 2014) y después en The Tonight Show (2014-actualidad), todos de la cadena NBC. Desde esos estudios, el estadounidense abogó en favor de la buena televisión y la música.

Aunque no llegó a la pantalla chica por accidente, Fallon buscaba un oficio diferente: el de actor. Probó éxito en varios proyectos, pero no conquistó a los productores de películas y series, por eso se inclinó a la conducción.

Su espontaneidad y ocurrencias lo llevaron a ponerle una marca personalizada a un formato de late night encajonado en un monólogo, entrevista y banda invitada.

Muy particular. A partir de esa fórmula el actor, de 41 años, empezó a pulir su trabajo. En Late Night tomó la base de lo que se venía haciendo para desarrollar un show con personajes, parodias e imitaciones protagonizadas por él mismo.

Así, Fallon labró su propio terreno, con el que se diferenció del resto de conductores nocturnos a quienes peleó la sintonía desde el principio y que, con los años, le valió ser el conductor estrella de The Tonight Show , la aspiración máxima de cualquier comediante estadounidense.

Un artículo publicado por La Nación de Argentina refiere que Fallon llevó el programa a una escala global, no solo porque le tocó estar al frente de un espacio en una época de medios dinámicos, sino también porque supo establecer un diálogo con la audiencia no solo a través del humor y los monólogos, sino también con la actuación, el canto y el baile.

“Fallon es un artista integral, que propuso un regreso a los orígenes del programa, que comenzó con la decisión de que volviera a grabarse en Nueva York y no en Los Ángeles, donde se habían trasladado por cuestiones de negocio (…) Fallon entendió que las pantallas ya no están estáticas en la casa, sino que los consumidores de contenidos ya eligen cuándo y cómo ver”, se lee en el artículo de La Nación .

Tal creatividad, visión y éxito surgió de la mente de un hombre que pudo haber sido sacerdote: sus formación católica es tan fuerte, que la posibilidad de convertirse en religioso se cruzó en su camino cuando niño.

Sin embargo, hoy Fallon está tras una pantalla imitando a las grandes estrellas de la música y retando a las celebridades de la canción a interpretar sus temas con instrumentos infantiles y con la compañía su banda The Roots.

“Fallon divierte y se divierte. Podría quedarse quieto y dejar que todos trabajen para él, pero se acerca a conversar con su productora en el piso y dispara chistes fuera del libreto”, refiere el citado artículo.

Jimme Kimmel.
Jimme Kimmel.

El ‘showman’ consumado. La empresa de seguridad informática McAfee reveló en octubre del 2014 que buscar en Google a Jimmy Kimmel supondría una posibilidad de casi un 20% de terminar en un sitio web que ha dado positivo para software espía, virus o software malicioso.

La compañía determinó en ese momento que el presentador de Jimmy Kimmel Live! , de ABC, era la celebridad más peligrosa para realizar una búsqueda en Internet, debido a la gran popularidad con la que goza en todo el mundo.

Aunque su nombre desapareció de la lista un año después, su popularidad sigue intacta, a tal punto que la presidenta de ABC Entertainment, Channing Dungey, anunció que la estrella, de 48 años, presentará los premios Emmy del 2016.

Estar al frente de nuevo en la entrega de los prestigiosos galardones deja en evidencia el éxito que sigue cosechando el estadounidense con su talk show , que conduce desde el 2003.

Al igual que sus colegas Jimmy Fallon y James Corden, Kimmel también consigue audiencias y ganancias millonarias en Internet gracias a fragmentos de sus programas que se convierten en virales.

A lo largo de 13 años, por el estudio de Jimmy Kimmel Live ! han desfilado estrellas de la talla de Lady Gaga, Justin Bieber o Tom Hanks a quienes ha puesto en aprietos en el Mean Tweets , un juego donde los famosos leen en sus celulares algunos de los tuits que recibieron con insultos o comentarios crueles.

El éxito de Kimmel radica en ser un presentador poco convencional. En el 2008, por ejemplo, acudió a una rueda de prensa de un ejecutivo de la cadena ABC disfrazado de reportero de un diario local. “Hay rumores de que ABC está tratando de fichar a Jay Leno para el espacio Jimmy Kimmel Live! ¿Son ciertos esos rumores? ¿No le da miedo que si sustituye a Jimmy Kimmel este pueda cometer alguna locura contra usted o su coche?”, cuestionó.

Por ese tipo de intervenciones, Kimmel es conocido en Estados Unidos como el showman de la pequeña pantalla.