29 noviembre, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Era el únicoque disfrutaba pasar tiempo con la duquesa de Alba, pues solo con él compartía con ella la afición de pasar horas viendo películas en blanco y negro, además de que ambos admiran la Hermandad de los Gitanos. Fue esto lo que la llevó a tomar la decisión de que Fernando Fitz-James Stuart Solís, de 24 años, fuera el único de sus nietos que disfrutaría de sus bienes, por lo que le heredó uno de sus más preciados tesoros: el palacio de Dueñas.

“Quiero que el palacio de Dueñas sea para Fernando. Él, que es tan sevillano como yo y sé que será jefe de esta casa un día, sabrá cuidarlo como nadie”, especificó la duquesa en el documento.

Quienes han tenido la oportunidad de compartir de cerca con el joven, que es estudiante de derecho y negocios, afirman que es un hombre tímido, pero leal.

El joven ha sabido ganarse a la prensa rosa debido a su gran carisma y a la protección que le brinda a su familia desde que era un niño. A su vez, sus parientes lo apoyan en su faceta como deportista.