A prueba. En el primer programa del renovado espacio de canal 7 se puso a prueba la versatilidad y los años frente a las cámaras de sus presentadores.

Por: Manuel Herrera 23 febrero, 2016
Randall Salazar y Nancy Dobles se reunieron con el director de Telenoticias , Ignacio Santos, antes del reestreno del programa matutino. Albert Marín.
Randall Salazar y Nancy Dobles se reunieron con el director de Telenoticias , Ignacio Santos, antes del reestreno del programa matutino. Albert Marín.

Suman muchos años de trayectoria frente a las cámaras y las luces, pero la experiencia no los hizo inmunes a los nervios y la ansiedad por debutar en una producción con características muy diferentes a las que acostumbraban formar parte.

Mientras el público esperaba con curiosidad el regreso de Buen día a la pantalla de canal 7, en el set , quienes estarían al frente del espacio –Viviana Calderón, Nancy Dobles, Randall Salazar y Omar Cascante– engañaban con una sonrisa la evidente tensión de sus rostros.

No era para menos. Sobre sus hombros cargaban la responsabilidad que Teletica les encomendó de devolverle el vigor a uno de sus programas estelares: la revista matutina.

Omar Cascante en sesión de maquillaje antes de salir al aire. Albert Marín.
Omar Cascante en sesión de maquillaje antes de salir al aire. Albert Marín.

Omar Cascante y Randall Salazar fueron los primeros que se dejaron ver por los pasillos de la casa de Buen día . Veinte minutos antes del reestreno del programa (a las 8 a. m.) ambos periodistas bajaron de la sala de maquillaje y comenzaron a recibir las últimas indicaciones técnicas. Luego se unió Viviana Calderón y minutos después Nancy Dobles.

Faltarían 10 minutos para estar al aire cuando los cuatro presentadores se reunieron y ocuparon sus puestos en un gran sillón blanco en forma de ‘u’ que se ubicó en el jardín de la casa y que será la escenografía del espacio en las primeras semanas.

¡Al aire! El momento había llegado. Los aplausos del equipo técnico y parte del personal de canal 7 dieron la bienvenida al nuevo Buen día.

En medio de la algarabía, la actriz costarricense Maribel Guardia se ubicó al costado de una cámara, a la espera de que le indicaran el momento en que se uniría al equipo de presentadores. La artista, radicada en México, fue designada por Teletica como madrina del renovado Buen día.

La primera media hora del programa fue dedicada a Guardia. Se recordó su carrera con un reportaje que preparó el equipo de periodistas del matutino y que incluyó la participación en vivo de tres de sus mejores amigas durante sus años de colegio.

Una serpiente terciopelo inquietó a muchos en el set de Buen día, entre ellos a la presentadora Viviana Calderón. Albert Marín.
Una serpiente terciopelo inquietó a muchos en el set de Buen día, entre ellos a la presentadora Viviana Calderón. Albert Marín.

La escena ayudó a relajar a los presentadores y a desvanecer aquella tensión vista “detrás de cámaras” y que atestiguaron periodistas, camarógrafos y fotógrafos de varios medios de comunicación que estuvieron en el relanzamiento de la revista.

El ajetreo del tras bambalinas fue menos del esperado y mucho tuvo que ver con la presencia de Maribel Guardia a quien todos querían entrevistar y fotografiar. Ella accedió a todos los pedidos.

Fuera de foco, el orden también lo alteraron los populares Chibolo y Juan Vainas, personajes interpretados por los actores Magdiel Ramírez y Ricardo Jiménez, quienes fueron otros de los invitados y que irrumpieron al momento en que el abogado Pedro Beirute hablaba sobre adulterio.

En el primer nuevo Buen día además se habló de salud, de relaciones de padres e hijos y hasta de estética. Hubo cocina, mascotas, ejercicios y música de mariachi y del Dj Bubu.

Etiquetado como: