28 febrero, 2015
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

D e hace algunos años para acá, Keanu Reeves ha acaparado los principales titulares de la prensa rosa, gracias al peculiar estilo de vida que lleva en comparación a sus otros colegas de Hollywood.

Al actor se le ha visto comiendo solo en las calles de Nueva York, viajando en metro para asistir a las audiciones y habitando en un modesto departamento.

La decisión de su vida austera se debe en gran parte al duro pasado que le ha tocado vivir. Por ejemplo su padre, el geólogo Sam Reeves, lo abandonó cuando era un niño y muchos años después fue encarcelado por tráfico de drogas.

Su madre, Patricia Bondo, trabajó como stripper en clubes nocturnos para mantener al actor y a su hermana menor, de nombre Kim.

Cuando el panorama parecía cambiar, falleció uno de sus mejores amigos, el actor River Phoenix –hermano de Joaquin Phoenix– quien murió de una sobredosis en 1993.

Tan solo seis años después, vio como sus sueños de ser padre se esfumaban cuando su novia de entonces, Jennifer Syme, perdió a su pequeña hija Ava, de 8 meses de gestación.

En el 2001, Syme murió en un accidente de auto, haciendo que Reeves cayera en depresión.

Para el actor, es muy fácil ser feliz con poco, así que intenta demostrárselo día con día a sus fans.

Etiquetado como: