29 noviembre, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Del infierno al cielo parece ser el cambio que ha experimentado en su vida Justin Bieber, que habría decidido involucrarse más de lleno en el aspecto espiritual.

El portal TMZ asegura que el joven cantante se fijó como propósito personal ser un evangelizador cristiano, por lo que asistirá en las próximas semanas a un campamento, a las afueras de Palm Springs, en California, y que funge como una casa de retiro. Durante 15 días, Bieber recibirá charlas y participará de dinámicas que le ayudarán a fortalecer su discurso evangelizador, que actualmente es su principal prioridad.

La noticia de que el exnovio de Selena Gomez tomó esa decisión surgió después de que fuera fotografiado con el libro Occupy All Streets , que sugiere estrategias para predicar y vivir de acuerdo a las leyes del cristianismo.