3 mayo, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Es un poco arriesgado hablar en términos absolutos, pero quizá nadie, absolutamente nadie que haya visto la fascinante película El lobo de Wall Street, pueda imaginarse semejante pieza del sétimo arte sin la actuación de Jonah Hill como segundo de a bordo de Leo Di Caprio.

Genuina, intensa, dramática, rocambolesca y, aún sin que él se lo propusiera, cómica, su actuación en la última gran joya de Martin Scorsese ha dejado a la audiencia, básicamente, delirando.

Nominado por segunda vez al Óscar por cuenta del Lobo de Wall Street (antes lo fue por Moneyball, junto al titán de Brad Pitt, también como Mejor Actor Secundario), no deja de ser un tanto extraño que quien a sus 31 años se codea con los grandes actores y directores contemporáneos, haya estado vinculado, hasta hace poco, con la imagen poco seria que le confirió su ingreso al showbiz como el gordito cómico y a menudo, bastante imbécil.

Pero así fue y aquel adolescente de enorme papada que saltó a la pre-fama como parte del elenco de las películas de Judd Apatow, hoy no solo es alabado por la crítica y la audiencia, sino por sus propios coprotagonistas. Hay que leer y/o escuchar lo que de él se dejan decir, para citar a dos de sus más recientes cómplices en pantalla, tanto Pitt como DiCaprio.

Jonah Hill Feldstein nació el 20 de diciembre de 1983 en Los Ángeles, California (Estados Unidos), producto de un hogar formado por una diseñadora de modas y un contador que le llevaba las finanzas nada menos que a la banda de rock Guns 'N Roses durante sus giras.

Es decir, Jonah parecía predestinado al mundo del espectáculo, pues ciertamente tuvo acceso a estrellas de gran nivel durante su infancia.

Aunque cursó sus estudios básicos en California, al viajar a Nueva York para ir a la universidad comenzó a desarrollarse en el tema actoral, primero escribiendo sus propios sketch y luego actuándolos en pequeños pubs .

En febrero pasado, ofreció un discurso junto a DiCaprio en una premiación en Beverly Hills. El gesto de orgullo de Leonardo delata la admiración y cariño que siente por Jonah.
En febrero pasado, ofreció un discurso junto a DiCaprio en una premiación en Beverly Hills. El gesto de orgullo de Leonardo delata la admiración y cariño que siente por Jonah.

Su amistad con los hijos de Dustin Hoffman, Rebecca y Jake, fue determinante para él, pues el veterano actor le consiguió una audición para el filme Yo Amo Huckabees (2004).

Aquel sería su modesto debut en el cine, pero debut al fin y al cabo. Un año después, Judd Apatow lo reclutó para una pequeña escena en la taquillera comedia Virgen a los 40.

El 2006 dio otra gran zancada, cuando obtuvo papeles secundarios en la exitosa comedia de Adam Sandler, Click, y la comedia universitaria Admitido, además de roles menores en la comedia Grandma's Boy y el drama independiente 10 Items or Less , con Morgan Freeman y Paz Vega.

Pero su punto de inflexión se daría, según sus biógrafos, en el 2007, gracias a dos producciones de Apatow. La primera fue Ligeramente Embarazada , en la que interpretó a uno de los amigotes del protagonista (Seth Rogen).

Luego vino Supercool , donde encarnó a un estudiante de secundaria que, junto a su mejor amigo (Michael Cera) se lanza en una aventura para comprar licor con tal de conquistar a la chica que le gusta.

El éxitazo de taquilla de Ligeramente embarazada , lo puso en el ojo del público y, de paso, en el de los más grandes de la industria.

Ese mismo año a Hill se le vio también en pequeños roles Rocket Science , la secuela Regreso del Todopoderoso y la parodia Walk Hard: The Dewey Cox Story.

Se impone seguir con el recuento porque, a estas alturas, quizá estas líneas están provocando más de una ceja arqueada porque, probablemente, muchos no se percataron ni por asomo de que el Jonah Hill de ahora fuera el que vieron, fugazmente, en las cintas citadas.

En el 2008 tuvo papeles secundarios en el taquillero filme animado Horton y el Mundo de los Quién y otra producción de Apatow, la comedia Cómo Sobrevivir a mi Ex , con Jason Segel, mientras que en 2009 participó de la comedia de Ricky Gervais Increíble pero Falso y la comedia dramática de Judd Apatow Hazme Reír.

Ya en el arribo de esta década, protagonizó la comedia dramática independiente Cyrus, y puso su voz a dos películas animadas de DreamWorks: Cómo Entrenar a tu Dragón y Megamente , además de protagonizar junto a Russell Brand Cómo Sobrevivir a un Roquero , una secuela de Cómo Sobrevivir a mi Ex . Ojo, Russell Brand. Otro paso gigante a las ligas mayores.

Quien haya visto ‘El lobo de Wall Street’ no requiere explicación de estas dos escenas. Y quien no la ha visto, solo lo entenderá cuando lo haga.
Quien haya visto ‘El lobo de Wall Street’ no requiere explicación de estas dos escenas. Y quien no la ha visto, solo lo entenderá cuando lo haga.

A la cima

Aunque hasta entonces había sido tomado en cuenta mayormente para comedias, Hill llamó la atención del cineasta Bennett Miller, quien estaba preparando Moneyball , y lo reclutó.

Viéndolo en retrospectiva, al ver el peso de su actuación en aquella, a pesar de medirse con gente de la talla de Brad Pitt y Philip Seymour Hoffman, se comprende por qué la crítica lo lanzó para arriba tras verlo en su interpretación del hombre que inventa el sistema de análisis por computadora que revoluciona el proceso de selección de jugadores.

El Juego de la Fortuna (nombre de la película en español) fue nominado a seis premios Óscar, entre los cuales se hallaba la primera nominación de Hill. También estuvo postulado a un Globo de Oro por el filme.

Dos años atrás, Hill, ya bastante empoderado en estas lides, volvió a anotarse un hit de crítica y taquilla con la comedia Comando Especial, basada en la serie policial 21 Jump Street que protagonizara en su juventud Johnny Depp.

Al igual que la serie, la película seguía a un par de policías de apariencia juvenil (Hill y Channing Tatum) que se infiltran en una escuela secundaria fingiendo ser estudiantes, para acabar con una operación de tráfico de drogas.

La comedia le seguía guiñando el ojo y ese año también coprotagonizó, junto a Vince Vaughn y Ben Stiller la comedia de ciencia ficción Vecinos Cercanos del Tercer Tipo. Además, tuvo un pequeño papel en el aclamado “western” de Quentin Tarantino Django sin Cadenas.

Ya en el 2013 fue aplaudido por su participación en Este es el fin, en la que se interpreta a sí mismo intentando sobrevivir el Apocalipsis junto a otros actores amigos suyos, incluyendo a Rogen,James Franco y Danny McBride.

Con Brad Pitt también tiene una entrañable amistad. Jonah no podía creerlo cuando se vio en portadas de revistas junto a tremendo astro. Archivo
Con Brad Pitt también tiene una entrañable amistad. Jonah no podía creerlo cuando se vio en portadas de revistas junto a tremendo astro. Archivo

Listo. A estas alturas, se podía decir que Hill llegaba a su cumpleaños número 30 formando parte ya de la crema y nata de los actores de Hollywood, aunque no aún como un verdadero protagonista. El lobo de Wall Street fue la catapulta, al menos la de esta etapa ascendente de su carrera que, al parecer, a partir de ahora irá por más.

De vuelta al filme de Scorsese, este se basa en la historia real de Jordan Belfort, un corredor de bolsa de Wall Street que se hizo obscenamente rico por medios ilegales en los '80. En Hill cayó el papel de Donnie Azoff, quien se hace amigo de Belfort (Leonardo DiCaprio) y funda junto a él una firma bursátil.

Tras la liberación del estreno de la película y su rotundo éxito, han sobrado las anécdotas.

Entre ellas, una de las más llamativas fue que Hill recibió un pago de apenas $60 mil dólares --el sueldo mínimo permitido por el Sindicato de Actores de EE.UU. para un trabajo tan largo-- por su trabajo en la película, en la cual estuvo cuyo rodaje duró unos siete meses.

Hill ha afirmado a posteriori, en diversas entrevistas, que cobró porque debía de hacerlo, pero que habría vendido su casa y entregado su dinero por trabajar con Scorsese. Incluso recientemente afirmó, con algo de guasa, que en estos mismos momentos dejaría todo y se iría a pintar la casa del laureado director si él se lo pidiera. Sobra decir que siente por él una especie de idolatría, aunque también es un hecho que con DiCaprio se llevó a las mil maravillas. Hay que escuchar los halagos mutuos que se prodigan cada vez que los han entrevistado después del exitazo del filme.

Humilde y con bajo perfil

A pesar de tanta gloria, Hill sigue manteniéndose sereno, como si aún no se la creyera. Ganador del premio al Mejor Comediante en los pasados MTV Movie Awards, siempre por “El lobo”, se vio realmente conmovido en su discurso.

Sí, en ambas gráficas Hill aparece con el mismo coprotagonista: se trata de Channing Tatum, en las sagas de Jum Street, del 2010 y 2013. Archivo
Sí, en ambas gráficas Hill aparece con el mismo coprotagonista: se trata de Channing Tatum, en las sagas de Jum Street, del 2010 y 2013. Archivo

“Gracias. Que genial. Esto es asombroso. Yo solía ver estos premios en casa con mis amigos, por eso quiero agradecerles a ellos en primer lugar el estar aquí porque es el cumpleaños de uno de ellos", anunció. “Quiero agradecer además a todos con los que trabajé, a Leonardo DiCaprio, eres el mejor actor del mundo, el más leal que conozco y un gran amigo”.

Se impone resaltar que Jonah compitió contra Kevin Hart ( Ride Along ), Johnny Knoxville (Jackass Presents: Bad Grandpa ), Melissa McCarthy ( The Heat ) y Jason Sudeikis ( We"re the Millers ).

Totalmente reacio al hablar de su vida personal, Hill vive en California pero declara su amor por Nueva York. No se le conoce novia o esposa ni hobbies sofisticados: dice disfrutar enormemente su tiempo libre departiendo con familiares y amigos. ¿Así o más encantador?

Etiquetado como: