Renuncia. La cadena televisiva Comedy Central, que emite el programa, confirmó que el comediante y crítico de política abandonará el show este año

 11 febrero, 2015
Jon Stewart se retirará de The Comedy Central, donde conduce
Jon Stewart se retirará de The Comedy Central, donde conduce "The Daily Show".

“Su brillantez humorística es insuperable”. Con esas palabras, la cadena de televisión estadounidense Comedy Central confirmó, esta tarde, la salida de Jon Stewart de The Daily Show .

Desde 1999, Stewart ha sido el rostro y la voz del programa de comedia política.

Los comentarios ácidos y el humor particular del comediante lo convirtieron, con el tiempo, en una de las voces más influyentes del panorama político de Estados Unidos.

Trayectoria. Antes de ser un rostro familiar de la televisión, Jon Stewart dio sus primeros pasos como comediante de stand up .

Su primera experiencia como conductor de un talk show (un programa de variedades que incluye entrevistas con personajes del momento) fue en el canal MTV, que en 1993 le permitió presentar The Jon Stewart Show .

El programa fue todo un éxito entre la crítica; era el segundo show mejor calificado de los producidos por MTV en el momento, detrás de Beavis&Butthead .

Sin embargo, pronto los números de audiencia mostraron una tendencia, más que a la baja, al vacío total.

En 1995, The Jon Stewart Show fue cancelado.

Sin embargo, el trabajo de Stewart no pasó desapercibido ni su carrera cayó en desgracia. Solo cuatro años después de la cancelación de su show , Stewart recibió una llamada de Comedy Central.

The Daily Show nació en 1996, y durante sus primeras tres temporadas fue conducido por el actor y comediante Craig Kilborn.

Ante la salida de este, en 1999, la cadena televisiva volteó sus ojos hacia el muchacho de cabello castaño y ojos claros que había conducido un talk show en MTV.

La era de Jon Stewart acababa de nacer.

Un nuevo ‘show’. Con la llegada de Stewart, The Daily Show se convirtió en una fuerza televisiva en Estados Unidos.

Su contenido, mucho más enfocado ahora en la política y en el humor de sus personajes –más que en el humor de las propias noticias–, pronto se convirtió en un platillo infaltable en el menú nocturno de miles de personas a nivel mundial.

La receta es simple y, por ello mismo, tan efectiva: un conductor desvergonzado está al frente de un noticiario falso pero con premisas y críticas muy reales.

A través de la comedia, Stewart ha puesto sobre la palestra, durante década y media, algunos de los temas más complejos y escandalosos de la política estadounidense.

De paso, se las ingenió para ganar 10 premios Emmys y convertirse en un fenómeno cultural innegable.

La noticia de la renuncia de Stewart trascendió en horas de la tarde de ayer, luego de la grabación del programa que se emitió en la noche.

En cuestión de un par de horas, se registraron hasta 130.000 comentarios en Twitter al respecto, apenas una muestra del impacto cultural de Stewart.