Jane the Virgin promete para su segunda temporada más drama, más risas y más de una Jane que no sabe si el hombre de su vida es el tranquilo Michael o el apasionado Rafael

Por: Natalia Díaz Zeledón 25 febrero
‘Jane the Virgin’: feliz para “siempre”
‘Jane the Virgin’: feliz para “siempre”

Una telenovela termina con una boda, con el malo muerto y con la familia reunida –o lo que queda de ella después de todos los asesinatos, contubernios y maldades que les caen encima–.

La primera temporada de Jane the Virgin nos dejó con ganas de ver todo eso. Jane quedó soltera y con la malvada narcotraficante, madre del padre de su hijo, amante de la ginecóloga que la embarazó, suelta.

La última escena que nos dio la serie fue la del secuestro de su bebé recién nacido, Mateo Gloriano Rogelio Solano Villanueva –Mateo para el vernáculo, Matelio para los que siguen los episodios con religiosidad–.

La segunda temporada de la aclamada serie de comedia y drama retoma precisamente en ese instante la historia de Jane Villanueva (Gina Rodríguez), la virgen que, por error, termina embarazada con el hijo de Rafael Solano (Justin Baldoni).

‘Jane the Virgin’: feliz para “siempre”
‘Jane the Virgin’: feliz para “siempre”

Y, aunque la situación se resuelve más rápido de lo que uno imaginaría en una telenovela tradicional, Jane the Virgin es cualquier cosa menos una telenovela tradicional.

Para la segunda temporada, el secuestro de Mateo se resuelve rápido solo porque los personajes absorben lento el trauma del crimen.

No solo Jane queda vulnerable a la separación prematura de su bebé, sus dos pretendientes, Rafael y el detective Michael Cordero (Brett Dier), también enfrentan las consecuencias en sus vidas personales y profesionales.

En la crisis, Jane encontrará en Petra –la exesposa del padre de su hijo, su ex contrincante amorosa– una aliada inesperada; especialmente, durante los momentos en los que su madre Xiomara no esté en condiciones de brindarle apoyo.

Con su hijo creciendo aceleradamente – representado por las clases de maternidad a las que asiste , primero sola y luego con Rafael–, Jane tiene que buscarse a sí misma como escritora, como madre, como hija y como pareja (aún cuando no tenga claro la pareja de quién llegará a ser).

Jane the Virgin aspira a terminar con una boda, el malo muerto y la familia reunida. No será en esta temporada porque todavía hay drama para rato.

Véalo. Miércoles 1.° de marzo. Lifetime. 8:00 P.M.