Giancarlo González recaló en el Palermo después del Mundial y desde entonces es indiscutible. El club crece fecha a fecha y ahora tiene el reto de pegarle a un grande

Por: Arnoldo Rivera J. 7 febrero, 2015
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

El palmarés del Palermo es cortito, cortito: su máximo logro es haber perdido la Copa de Italia del 2011 ante el Inter de Milan..., y pare de contar.

Sin embargo, ya tiene 10 años de estar metido de la media tabla para arribita de la Serie A de Italia. Hasta se dio el lujo de aportarle cuatro jugadores a la Azzurra , campeona del mundo en Alemania 2006. No es poco...

Cuando a sus favoritos les va bien, al seguidor de un equipo chico siempre se le ve más alegre que a uno de club grande: es que son tan pocas las cosas de las que puede presumir, que le saca el jugo a esas ocasiones en las que el fútbol les hace un guiño.

A estos fans les sucede las del perenne jugador de lotería que nunca pega el mayor, pero se pone todo contento con una terminación..., y vuelve a jugar.

El punto es que al Palermo le va bien en esta campaña; tan bien le va que está cerquita de los puestos que dan acceso a los torneos europeos de la temporada 2015-2016, lo cual significa prestigio y dinero (cosas que no necesariamente van de la mano).

Fue un momento adecuado para que Giancarlo González recalara en las filas del cuadro de la camiseta rosada.

La performance de Pipo en el Mundial –sobre todo en el triunfo de la Selección ante Italia– convenció a los dirigentes de que este era su hombre.

El excentral de la Liga Deportiva Alajuelense ya tiene un nombre propio en la zaga rosa: registra 15 apariciones consecutivas como titular –equivalentes a 1.350 minutos– y con él en la cancha, el Palermo solo tiene dos caídas: ante la Juventus y la Fiorentina.

A solo cuatro puntos de la Europa League , el segundo torneo en importancia del Viejo Continente, el once de Pipo viaja a San Siro para medirse al Inter de Milán, una calamidad en esta temporada. No hay forma con ellos.

Es cierto que los interistas cuentan con más galones y peso histórico que sus visitantes, y eso pesa en el fútbol; pero también es cierto que el Palermo tiene un buen chance de pegarle una bofetada a un grande; alicaído, sí, pero grande al final de cuentas.

Véalo. Fútbol. Domingo 8. ESPN. 1:30 p. m. y 8 p. m.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Esa cara la he visto

LeBron James se fue un día de tantos buscando el calorcito de Miami, porque ahí podía encontrar lo que le hacía falta: un anillo de campeón de la NBA.

Con dos aros de esos en su poder decidió, otro día de tantos, que quería volver a sus raíces; así que puso la marcha atrás y regresó a Cleveland, la ciudad a la que le partió el corazón cuando buscaba dónde le calentara más el sol.

Los “fans” de los Cavaliers le perdonaron la infidelidad a “King James”, ya que nunca lo dejaron de querer; pues, como canta Dyango: “Solo se odia lo querido”.

En esta segunda vuelta de su relación, no les fue del todo bien al inicio..., aunque las cosas mejoraron en algo y los “Cavs” terminaron el mes de enero con 10 triunfos al hilo.

Este miércoles 11, Cleveland recibirá al Heat de Miami. Los dos amores de LeBron James se verán las caras en la primera casa de “King James”.

Véalo. LUN. 13. 08:00 P.M. ESPN