Fantasmas y demonios entrarán a su casa a través de su televisor. Los sobresaltos están garantizados con el maratón de Historias de Ultratumba

Por: Alonso Mata Blanco 26 octubre, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Fantasmas, demonios y poltergeist lo visitarán en su casa. La televisión será su puente de entrada. En el mes del horror y ante la cercanía de la fecha clave, 31 de octubre, Día de Brujas o de Halloween, según sea el caso, los amantes de lo sobrenatural tendrán un suculentó menú con la transmisión del maratón de Historias de Ultratumba de Discovery Channel.

La extensa función de terror se iniciarájustamente el viernes 31 de octubre a las 7 p.m. y finalizará el sábado, a las 2 a.m.

Historias de Ultratumba relata episodios de fenómenos paranormales, basados en hechos de la vida real. Los sucesos son contados por sus propios protagonistas. En síntesis, se trata de recreaciones con entrevistas testimoniales sobre acontecimientos escalofriantes que carecen de explicación científica.

Es así como la serie atrapa al televidente con los elementos audiovisuales y narrativos propios del género de suspenso, y lo lleva al clímax del terror con las impresiones de las personas que, de verdad, vivieron atormentadas por un ente maligno. Ese componente de realidad es el principal atractivo de Historias de Ultratumba.

Aparecidos. El maratón incluye algunas de las historias sobrenaturales más impactantes de los Estados Unidos , todas ellas relacionadas con los misterios que rodean a inocentes propietarios de hogares encantados.

Véalo. Viernes 31. Discovery. 07:00 P.M.

En cada episodio hay un conflicto entre el propietario original –un alma en pena que se rehúsa a irse de este mundo– y quien recién acaba de mudarse a la casa.

Los fantasmas fueron personas que sufrieron muertes violentas, ya sea víctimas de un asesinato o desdichados que recurrieron al suicidio. Por tal razón, buscan tomar venganza contra quienes han llegado a invadir su morada.

En otros casos, los hogares están tomados por demonios.

Como consecuencia de los sustos y tormentos, los nuevos propietarios de las casas sufren hasta llegar al límite de la locura. Desesperados, optan por contactar a psíquicos o investigadores de lo paranormal con la esperanza de que ellos les den una solución, aunque estos no siempre tienen una.

“Al final de cada episodio, las pesadillas y los sobresaltos nocturnos quizá le impidan al televidente conciliar el sueño”, versa una frase promocional de la serie.

Como es sabido, la señal de Discovery ha realizado una gran inversión con el fin de llevar a su teleaudiencia casos de investigaciones reales que, aunque finalmente quedan en el misterio –mínimo, en el limbo– ofrecen una dimensión real del terror.