14 junio, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Pagar la deuda de $12 millones de dólares que tenían al salir de la Casa Blanca, hizo que Hillary Clinton decidiera pasar rápido la página del affaire de su esposo con Monica Lewinsky. El motivo de la deuda fue, entre otras cosas, el pago de los abogados que defendieron a Bill Clinton.

“Debimos trabajar muy duro. Yo estaba en el Senado, no podía hacer mucho y estoy muy agradecida a mi marido, que siempre trabajó mucho desde que nació, pobre”, expresó Clinton en una entrevista con la cadena ABC.

El escándalo Lewinsky, ocurrido en la década de 1990, volvió a acaparar la atención de la prensa de chismes en Estados Unidos hace unas semanas, cuando la antigua becaria de la Casa Blanca rompió su silencio con un artículo en la revista Vanity Fair en el que mostraba su arrepentimiento por lo sucedido.