Conductora de Fashion Police tuvo que ser trasladada de emergencia a un hospital de Nueva York tras sufrir un paro cardíaco mientras se aplicaba un procedimiento quirúrgico en su garganta en un consultorio médico

Por: Manuel Herrera 29 agosto, 2014

Melissa Rivers, hija de la controversial comediante estadounidense Joan Rivers, informó mediante un comunicado que su madre estaba descansando cómodamente con su familia, sin ofrecer más detalles sobre el estado de salud de la polémica conductora de Fashion Police.

"Pedimos que sigan pensando en ella y orando por ella. Agredecemos las abrumadoras muestras de amor y apoyo a mi madre", incluyó Melissa Rivers en el escrito.

Las declaraciones se dieron luego de que ayer la host de Fashio Police, del canal E! Entertainment, tuviera que ser trasladada de emergencia a un hospital de Nueva York tras sufrir un paro cardíaco mientras se aplicaba un procedimiento quirúrgico en su garganta en un consultorio médico.

Joan Rivers, una institución en la crítica de moda en Estados Unidos, fue trasladada al hospital Monte Sinaí, en Nueva York, según confirmó el vocero del centro médico Sid Dinsay.

La emergencia se habria dado cerca de las 9:30 a. m. del jueves tras una llamada al 911 que hicieron funcionarios del consultorio médico, donde alertaban a las autoridades de la situación.

Joan Rivers trabaja en el programa Fashion Police . En la foto, aparece con su hija, Melissa, con quien tiene un reality show . Foto: Archivo
Joan Rivers trabaja en el programa Fashion Police . En la foto, aparece con su hija, Melissa, con quien tiene un reality show . Foto: Archivo

Previo al incidente, Rivers había grabado el programa especial de Fashion Police de los Premios Emmy y los VMAs; y el miércoles participó en una actividad para empleados en Time Inc. en Nueva York.

"Parecía totalmente saludable. Prácticamente iba trotando cuando caminó para tomar su asiento. Tenía mucha energía, era hilarante, muy graciosa", contó Shira Blum, genrente de proyectos en Internet.

En los ultimos meses Rivers estuvo envuelta en críticas tras dar declaraciones donde afirmaba que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, era gay; luego se retiró de una entrevista en vivo para CNN por cuestionamientos relacionados con las pieles de animales con las que suele vestir.

Más recientemente, Rivers se refirió al conflicto en la franja de Gaza donde dijo que los palestinos merecen estar muertos, y luego salió al paso de sus declaraciones y criticó a la prensa por manipular lo que había dicho.

También es una de las primeras figuras en apoyar públicamente las cirugías plásticas y se ha sometido a varios procedimientos estéticos para alterar su apariencia.

"Me han hecho tantas cirugías plásticas que cuando muera donarán mi cuerpo a Tupperwarer", comentó la comediante en alguna ocasión.