La segunda temporada de Grace and Frankie llegará este 6 de mayo y vuelve a poner en discusión el tema de la homosexualidad a la tercera edad.

Por: Manuel Herrera 30 abril, 2016
‘Grace and Frankie’: Risas con sabor a diversidad
‘Grace and Frankie’: Risas con sabor a diversidad

G race and Frankie es una maravillosa serie de Netflix por varias razones: la protagonizan grandes estrellas del cine, la creó una de las artífices de Friends, y pone en discusión el tema de la diversidad sexual en una población de cuya vida erótica rara vez se habla.

Los nuevos capítulos de la comedia estarán disponibles en Netflix a partir de este viernes 6 de mayo, un año después de que su creadora Martha Kauffman anunciara con bombos y platillos la renovación de la serie para una segunda temporada.

“Permítanme decir que es fantástico trabajar para Netflix, porque dos semanas y media después del estreno (de Grace and Frankie ), Miley Cyrus tuitea sobre tu serie y luego te llaman y te dicen: “Nos gustaría hacer una segunda temporada’. Así que, sí, tendremos una segunda temporada. Tenemos que agradecérselo a Ted (Sarandos, director de contenidos de Netflix) y a Miley”, afirmó Kauffman en mayo del 2015.

‘Grace and Frankie’: Risas con sabor a diversidad
‘Grace and Frankie’: Risas con sabor a diversidad

Pasado un año (y ya con la confirmación de una tercera temporada), los enredos de Grace, Frankie, Robert y Sol están de vuelta. En la segunda temporada veremos de nuevo a Grace (interpretada por la dos veces ganadora del Óscar, Jane Fonda) y Frankie (Lily Tomlin) surgir con sus vidas, luego de que sus maridos Robert (Martin Sheen) y Sol (Sam Waterston) les dieran el anuncio que eran gais y que planeaban casarse entre ellos.

Ambas resultaron heridas con la situación sentimental de sus parejas, por lo que deciden dejar atrás sus rencillas de años y, juntas, se enfrentan a un nuevo futuro.

Ahora estas dos mujeres están forzadas a vivir juntas en la casa de la playa que ambas parejas compraron años atrás, mientras los dos esposos viven en la casa que Robert compartía con Grace. Las dos mujeres viven según sus propias reglas y esto en ocasiones desconcierta a sus familias –y a sus amigos– que aún extrañan de que ellas logren convivir a pesar de sus diferencias. Las enemigas a muerte cruzaron la delgada línea del amor y el odio, y ahora producen risas con sabor a diversidad y tolerancia, desde una producción que llegó para romper esquemas: parte del planteamiento más personal para abarcar temas más generales como la visibilización del colectivo LGBTI en la frontera de la tercera edad (sus protagonistas tienen más de 70 años).

“Desde hace mucho que quería hacer una serie de televisión, sobre todo que se enfocara en las temáticas que afectan a las mujeres de edad. Tengo 77 años, ¿saben? Hollywood no es muy acogedor para las actrices de mi edad. Quizás eso cambie alguna vez, pero es simplemente la manera en que las cosas funcionan por ahora. Pero la televisión es distinta. Hay mucho más lugar para gente mayor, sobre todo mujeres. Y me siento bendecida de tener esta oportunidad a mi edad”, dijo Fonda sobre su participación en la serie.

En el elenco de la segunda temporada continuarán Brooklyn Decker (Mallory Hanson; hija menor de Grace y Robert), Ethan Embry (Coyote Bergstein; hijo adoptivo de Frankie y Sol y un drogadicto en recuperación), June Diane Raphael (Brianna Hanson; hija de Grace y Robert, cabeza de la compañía de cosméticos fundada por Grace) y Baron Vaughnson (Nwabudike Bud Bergstein; hijo adoptivo de Frankie y Sol, abogado).

Véalo. Viernes 6 de mayo. Netflix: www.netflix.com