24 mayo, 2015
Cambios.Mary-Kate y Ashley Olsen han acaparado la atención de la prensa por el tema de su delgadez y su necesidad de recurrir a cirugías plásticas. Archivo
Cambios.Mary-Kate y Ashley Olsen han acaparado la atención de la prensa por el tema de su delgadez y su necesidad de recurrir a cirugías plásticas. Archivo

Los Ángeles. (AFP). Las gemelas Mary-Kate y Ashley Olsen no estarán en la nueva aventura que emprenderá en 2016 la serie Full House en Netflix, más de dos décadas después de decir adiós.

El productor ejecutivo del proyecto, Robert L. Boyett, confirmó este viernes a la revista The Hollywood Reporter que las hermanas no formarán parte del elenco de la secuela Fuller House , para desilusión de los fans.

“Sé lo mucho que Full House significó para ellas y las seguimos considerando parte de la familia”, afirmó Boyett. “Aprecio su apoyo y sus buenos deseos”.

Las gemelas, de 28 años, han declinado la oferta para concentrarse en su carrera como diseñadoras de moda y otros negocios que han puesto en marcha aprovechando su fama. Juntas han creado las marcas The Row, Elizabeth and James, Olsenboye y StyleMint.

Netflix, la plataforma estadounidense líder en películas y series en streaming , anunció en abril que ha encargado 13 capítulos de la secuela.

Por ahora han ratificado su participación Candace Cameron-Bure y Jodie Sweetin, que interpretaban a las hermanas D.J. y Stephanie Tanner, así como Andrea Barber, la excéntrica mejor amiga de D.J., Kimmy.

El actor John Stamos será uno de los productores de la serie y tendrá un papel como invitado especial, como el querido tío Jesse, mientras que falta por confirmar Bob Saget, que daba vida al padre Danny Tanner.