Atención: alerta de spoilers

Por: Víctor Fernández G. 15 junio, 2015
Jon Snow.
Jon Snow.

ALERTA: Esta nota contiene múltiples spoilers (adelantos) sobre lo ocurrido en la quinta temporada de Game of Thrones, incluso en su episodio final. Si no ha visto aún dichos capítulos, favor abandone ya la lectura y evítese que le arruinemos la sorpresa.

Con más preguntas que respuestas. Así concluyó este domingo 14 de junio la quinta temporada de Game of Thrones, la serie privilegiada de HBO y, para todos los efectos, fenómeno cultural de alcance planetario.

El episodio final dejó en el limbo el futuro de algunos de los principales personajes de esta saga, basada en las novelas épicas de George R.R. Martin. Si bien en sus primeros años Game of Thrones se apegó con rigurosidad a los textos de Martin, en la temporada recién concluida los lectores pudieron notar cómo los productores se arrojaron enormes libertades creativas, incluso dándole muerte a personajes que siguen (por ahora) bien vivos en las novelas.

Si bien desde ya las especulaciones sobre lo que sucederá en la sexta temporada arden en la red, es poco lo que se puede dar por asegurado acerca de lo que aguardará a favoritos de todos como Tyrion Lannister, Daenerys Targaryen y... ¿Jon Snow?

Sirva el siguiente texto como un repaso de algunos de los hechos más impactantes de la quinta temporada (le recordamos que vienen spoilers en abundancia).

10. Jaime y Myrcella: charla de familia (Capítulo 10, Mother's Mercy)

La quinta fue una temporada bastante intrascendente para Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau), quien viajó en secreto a Dorne para tratar de rescatar a su sobrina, la princesa Myrcella Baratheon (Nell Tiger Free). En el último capítulo, mientras navegan tranquilos de regreso a King's Landing, el caballero de la mano de oro intenta explicarle a la joven que él en realidad es su padre, pero ella se le adelanta y confirma que ya sabía de su verdadero parentezco. La feliz revelación dura solo unos pocos segundos, pues Myrcella se desvanece en brazos de su padre, víctima del venenoso beso de Ellaria Sand (Indira Varma).

9. La vergüenza de Cersei (Capítulo 10, Mother's Mercy)

Humillada y reducida a la impotencia, la Reina regente (Lena Headey) sabe que la única forma de librarse de los fanáticos religiosos que la retienen es confesar sus pecados... al menos algunos. Tras admitir su adulterio, Sersei es despojada de su emblemática cabellera y forzada a caminar desnuda ante el populacho de King's Landing. Ensangrentada, sucia, agredida y hecha un llanto, Sersei Lannister vuelve a su castillo con la mirada cargada de venganza.

8. La venganza de Arya (Capítulo 10, Mother's Mercy)

Arya Stark (Maisie Williams) se pasa toda la temporada en Braavos, perfeccionando sus habilidades en la Casa de Negro y Blanco. Sin embargo, la joven se desvía de la misión que le fue encomendada para cobrar venganza de Ser Meryn Trant (Ian Beattie), el caballero responsable de la muerte de su maestro de espada, Syrio Forel, en la primera temporada. El ataque de Arya a Trant es despiadado e incluye torturas varias. En castigo por haber tomado una vida que no le perteneía y usar un rostro ajeno sin haber completado su entrenamiento, Arya pierde la vista.

7. Jorah, el salvador (Capítulo 9, The Dance of Dragons)

Jorah Mormont (Iain Glen) solo tiene un objetivo en la vida: recuperar la confianza de Daenerys (Emilia Clarke). El caballero caído en desgracia finalmente lo logra en el coliseo de Meereen, donde se presenta como un gladiador y pelea por su vida ante los ojos angustiados de su antigua reina. Tras sobrevivir a la pelea, Jorah lanza una lanza hacia una sorprendida Daenerys, aunque su lanzamiento iba en realidad dirigido a frenar a un atacante de los Hijos de la Arpía que pretendía acuchillar a la gobernante por la espalda. En el caos siguiente, Jorah y Daenerys "hacen las paces" sin decirse nada, mientras en la carnicería a su alrededor es asesinado el marido de ella, Hizdahr zo Loraq (Joel Fry), muerte que, vale decir, nadie lamentó ni dentro ni fuera de la serie.

6. ¡Vuela, Drogon, vuela! (Capítulo 9, The Dance of Dragons)

Daenerys Targaryen completa su ciclo formativo como heredera de su familia al subirse al lomo de Drogon, su dragón consentido y el cual salvó su vida y la de sus allegados al irrumpir, con fuego, en el ataque de los Hijos de la Arpía en el coliseo de Meeren. Ante la mirada atónita de aliados y enemigos, la reina y su bestia alzan el vuelo con rumbo desconido.

5. Sansa y Ramsay: la noche de bodas (Capítulo 6, Unbowed, Unbent, Unbroken)

Por segunda vez en lo que va de la serie, Sansa Stark (Sophie Turner) es forzada a casarse por política con un hombre que no ama. En este caso su nuevo esposo, el sádico Ramsay Bolton (Iwan Rheon), la quiere para garantizarse el control legítimo sobre Winterfell y la lealtad del norte. En su noche de bodas, Ramsay viola a Sansa y obliga a un disminuido Theon Greatjoy (Alfie Allen) a presenciar el ataque. Esta escena fue una de las más polémicas de la temporada y alzó todo tipo de voces en contra de la serie por sus reiterado uso de la violencia contra la mujer.

4. De cuando Daenerys conoce a Tyrion (Capítulo 7, The Gift)

Si bien son dos de los personajes principales de la serie, Tyrion Lannister (Peter Dinklage) y Daenerys Targaryen cruzan por primera vez sus caminos en Meereen. Aunque su primer intercambio de palabras es muy breve, en el siguiente capítulo –Hardhome–, ambos sostienen una intensa conversación privada que muestra sus muchos puntos en común.

3. La caída de Jon Snow (Capítulo 10, Mother's Mercy)

La temporada termina con el destino de Jon Snow (Kit Harington) cubierto de signos de interrogación, aunque darle por muerto no es descabellado. El comandante de la Guardia Nocturna cae en una trampa de su asistente Olly (Brenock O'Connor), quien lo saca de su recámara bajo engaño para ser apuñaleado, sistemática, por varios de sus "hermanos", incluido el joven escudero. Si bien todo indica que aquel fue el final de uno de los principales personajes de la trama, la suerte del bastardo de Winterfell aún está por verse, dado que el mismo cliffhanger fue utilizado por Martin en su más reciente novela, dejando el desenlace a la espera de futuras revelaciones.

2. La batalla de los White Walkers (Capítulo 8, Hardhome).

La gran batalla de la temporada involucró al enemigo latente, al que todos quieren evitar. Los White Walkers y su ejército de muertos vivientes toman por asalto la población de Hardhome, justo cuando Jon Snow y algunos de sus hombres evacúan a miles de wildlings ahí refugiados. El combate alcanzó proporciones épicas y mostró el enorme poder del Rey de la Noche.

1. El sacrificio de la princesa (Capítulo 9, The Dance of Dragons)

Desesperado por la falta de avance de su marcha hacia Winterfell, Stannis Baratheon (Stephen Dillane) acepta la petición de la bruja Melisandre (Carice van Houten) de un sacrificio real. Su hija, la princesa Shireen (Kerry Ingram), termina así atada a un poste clamando por su vida, mientras Stannis y su ejército la ven arder viva. La muerte de la dulce niña se tiene entre uno de los momentos más chocantes en una serie ya demasiado chocante y marcó, irónicamente, el fin de los planes reales de Stannis.

Etiquetado como: