La serie de HBO podría convertirse en la producción más galardonada en la historia de los Emmys

 17 septiembre, 2016

La fantasía épica Game of Thrones podría marcar un hito en la historia de la televisión, al convertirse durante la 68 edición de los Emmys del domingo en la serie de ficción más premiada desde que se creó este galardón.

La serie estrella de HBO ya acumula 35 estatuillas en sus seis temporadas, incluidos nueve que recibió el fin de semana en los Creative Arts Emmys, que reconocen los logros artísticos y técnicos.

Pero en la gala de Los Ángeles el domingo, Game of Thrones podría superar los 37 Emmys ganados por la serie de comedia Frasier y convertirse en la más premiada desde que estos galardones se celebraron por primera vez en 1949.

La serie fantástica sobre la disputa entre familias de la nobleza por el control del trono parte como favorita en la categoría Mejor serie dramática y muchos de sus actores también son favoritos, entre ellos Kit Harrington, Peter Dinklage, Lena Headey y Emilia Clarke.

"La serie debería obtener al menos tres trofeos y batir el récord", predijo Debra Birnbaum, editora ejecutiva de la revista Variety.

El programa de humor Saturday Night Life de NBC ostenta el récord en todas las categorías, con 48 estatuillas.

La mini-serie American Crime: The People v. O.J. Simpson, un docu-ficción sobre la batalla entre los abogados de la exestrella del fútbol acusado de doble asesinato y la procuradora Marcia Clark, podría estar entre los grandes ganadores del domingo.

Después de haber entusiasmado a la crítica y logrado audiencias espectaculares, los 10 episodios difundidos por la cadena FX tienen 13 nominaciones y ya ha ganado 4 Creative Emmys.

Sara Paulson, que interpreta con maestría a Marcia Clark, forma parte de los finalistas a Mejor actriz de reparto.

La serie de espionaje The Americans podría dar una sorpresa, al ser aclamada por la crítica. Sus actores Matthew Rhys y Keri Russell son parte de los favoritos a Mejor actor y Mejor actriz dramática.

Russell enfrentará la dura competencia de Viola Davis, una catedrática de derecho criminal en Murder. El año pasado fue la primera afroamericana en llevarse la estatuilla a Mejor actriz dramática.

Los expertos en la industria estiman que Robin Wright es una candidata natural para este premio, al ser nominada por cuarta vez con su interpretación como Claire Underwood en el thriller político House of Cards.

House of Cards está nominada por tercera vez consecutiva al Emmy por la mejor serie dramática.
House of Cards está nominada por tercera vez consecutiva al Emmy por la mejor serie dramática.

Hay casi igual suspenso en la competencia por el Mejor actor, destaca Tom O'Neil, fundador de Goldderby.com.

La estrella de House of Cards, Kevin Spacey, jamás ha ganado un Emmy pese a encarnar con maestría al ambicioso político sediento de poder Frank Underwood. En esta edición de los Emmys, Spacey enfrentará a rivales difíciles como Rami Malek de Mr. Robot, una de las nuevas series más vistas en la televisión estadounidense.

Julia Louis-Dreyfus ha sido la eterna favorita para Mejor actriz cómica gracias su interpretación de presidente incompetente y alocada en Veep y el domingo podría conseguir su quinto Emmy consecutivo.

Julia Louis-Dreyfus está nominada a ganar el premio a la mejor actriz por su papel en 'Veep'.
Julia Louis-Dreyfus está nominada a ganar el premio a la mejor actriz por su papel en 'Veep'.

En 2006 ganó el Emmy a Mejor actriz con Old Christine y si gana esta vez ella batirá el récord de Candice Bergen, observa Chris Beachum.

La 68 ceremonia de los, Emmy, el equivalente a los Óscar en televisión, será transmitida por la cadena ABC desde el Microsoft Theatre de Los Angeles, en una gala presidida por Jimmy Kimmel, quien presentará los premios por segunda vez.