Luego de 20 años desde que las cámaras de Tres por tres se apagaron, Netflix reúne de nuevo a la familia Tanner, en una continuación y réplica en femenino de la historia original

Por: Gloriana Corrales 20 febrero, 2016
‘Fuller House’: ¡Es hora del reencuentro de los Tanner!
‘Fuller House’: ¡Es hora del reencuentro de los Tanner!

Cuando se consigue la fórmula del éxito, replicarla es absolutamente tentador, sobre todo si aquella receta dio origen a uno de los grandes íconos de la cultura pop de los años 90.

Netflix no pudo resistirse. Durante dos décadas, la historia de la familia Tanner se quedó pausada en el tiempo, congelada en la inevitable nostalgia de quienes crecieron viendo la serie Full House ( Tres por tres ) al lado de D.J., Stephannie y Michelle, las hijas del viudo Danny Tanner que aportaron ternura y picardía a la complicada convivencia bajo un mismo techo.

El público juvenil de aquellos años ya creció y llenó sus propias casas. Adultos ya mayores de 30 son los que más celebran –con algo de cautela– el saber que las Tanner siguieron adelante en su universo ficticio: la vida adulta también las alcanzó.

La atención que ha recibido el estreno en Netflix de Fuller House, no es más que la prueba de que los Tanner tenían algo en particular que ha hecho que sigan vigentes en pleno 2016: son un reflejo, más o menos hiperbolizado, de lo que en realidad implica ser una familia.

‘Fuller House’: ¡Es hora del reencuentro de los Tanner!
‘Fuller House’: ¡Es hora del reencuentro de los Tanner!

En esta ocasión, el esposo de D.J. Tanner-Fuller acaba de fallecer, por lo que su hermana Stephannie y su mejor amiga de toda la vida, Kimmy, le ofrecen echarle una mano para criar a sus tres hijos: Jackson, Max y Tommy.

¿Algún parecido con la trama de Tres por tres ( Full House )? ¡Por supuesto que sí, y esa es la idea!

Fuller House es, en resumen, una réplica en versión femenina de la serie original, en la que Danny recibía la ayuda de su mejor amigo, Joey Gladstone, y su cuñado Jesse Katsopolis para sacar adelante a las tres chicas tras la muerte de su esposa, Pam.

El primer acierto del refrito fue reunir a gran parte del elenco original: de vuelta están los adultos de entonces, ahora en rol de abuelos, y las niñas ya convertidas en jefas de hogar, con sus propios niños a los cuales educar.

Así, vuelven los personajes que ya conocemos: Candance Cameron como D.J. Tanner; Joodie Sweetin como Stephannie Tanner; Andrea Barber como Kimmy Gibbler; Bob Saget en el papel de Danny Tanner; Dave Coulier como Joey Gladstone, John Stamos y Lori Loughlin como Jesse y Becky Katsopolis, y por supuesto, los gemelos que ahora son adultos, Dylan y Blake Tuomy-Wilhoit, quienes interpretaron a los pequeños Nicky y Alex.

La apuesta podría parecer demasiado segura para el creador Jeff Franklin, quien por supuesto no podía quedarse por fuera del tan esperado proyecto. Sin embargo, es bastante más arriesgada de lo que cualquiera pensaría.

¿Realmente lograrán los Tanner volver a marcar a la misma generación con un reciclado de la trama que se desarrolló a lo largo de 192 episodios entre 1987 y 1995? ¿Estará Franklin cometiendo un error al fiarse en demasía en el poder la nostalgia?

La respuesta no está escrita aún; solo las audiencias lo dirán a partir de este viernes 26 de febrero.

Lo cierto es que Fuller House intencionalmente calcó los trazos de la trama de su antecesora. Para muestra, esta nueva serie estará llena de referencias a la producción original, con la toma aérea del puente de San Francisco en la apertura y hasta el mismo set en el que se hicieron famosos.

“Vine aquí una semana antes para ver cómo se construían los sets . Al ver el lugar donde íbamos a estar de nuevo, me solté a llorar", confesó Dave Coulier (Joey Gladstone) a la prensa.

Aunque el capítulo piloto de la serie se mantenía en completo hermetismo hasta el cierre de esta edición (el jueves), lo cierto es que los tráilers revelados por Netflix lograron crisparle la piel a más de uno.

“Es todo lo que querrías de una secuela de Full House . Tiene a la familia Tanner abrazándose de nuevo. Tiene a Kimmy Gibbler comportándose como una loca. Además, esta casa está llena de gente que está consciente de lo malos que eran los chistes en la televisión de los noventas y no tienen miedo de señalarlos cuando los escuchen ahora. (A menos que estén realmente haciendo estos chistes tontos, entonces ya no parecerían tan astutos)”, afirma Brian Bishop, crítico de The Verge .

Sentidas ausencias. El regreso de Tres por tres se había tardado. En tiempos en los que la televisión ha comenzado a hacer de las glorias pasadas sus mejores aliadas –una tendencia marcada por el retorno de series como Expedientes secretos X , Twin Peaks y Héroes –, Netflix vio una oportunidad de oro para conquistar a los amantes de las sitcoms .

Más de dos décadas transcurrieron desde el final de la serie original, en el que la pequeña Michelle superó la amnesia temporal que le provocó un fuerte golpe de la cabeza y resumió en una sola premisa el gran mensaje de la historia de los Tanner: los lazos entre ellos eran tan estrechos, que de una u otra manera, siempre lograban salir adelante de las adversidades.

No obstante, en Fuller House los Tanner tendrán que ingeniárselas para volver a cautivar su público sin el carisma y el encanto de Michelle.

Las mediáticas gemelas Mary-Kate y Ashley Olsen, quienes juntas dieron vida a la menor de las hijas de Danny Tanner, rechazaron el papel en esta nueva serie exclusiva de Netflix.

“Lo intenté. Todos tratamos de persuadirlas de venir e interpretar el rol, pero ellas decidieron que no en esta ocasión”, dijo el creador de la serie “Tenemos la esperanza de que en algún momento en el futuro puedan cambiar de parecer y repitan como Michelle. Tan solo necesitamos a una de ellas”, dijo Franklin durante una conferencia de prensa de la Asociación de Críticos de Televisión.

Sin embargo, las Olsen llevan más de media década alejadas de las cámaras. El mundo de la moda las atrapó y ahora se dedican de lleno a su marca de ropa, The Row.

Pese a la ausencia de las actrices, Franklin confía en que el regreso de los Tanner reavive la chispa de las añoranzas. “ Cuando volvimos a encender las cámaras, lo único que no me preocupaba era que la química todavía estuviera viva", dijo. Ahora sabe que sí, que esa química nunca murió.

Viernes 26 de febrero. Netflix: www.netflix.com