La segunda parte de la tercera temporada de Fear the Walking Dead mostrará que compartir y trabajar en equipo es clave para mantenerse con vida en el principio del fin, aunque no a todos les guste.

Por: Jessica Rojas Ch. 9 septiembre

Todo apunta a que el apocalipsis zombie acabará con la humanidad, pero Fear the Walking Dead nos recuerda que la muerte no es el final.

La segunda parte de la tercera temporada de la serie de AMC nos presenta a sus protagonistas cuando comprenden que, a pesar de ir y venir en busca de un lugar seguro, la única manera de salir avante es dejar las diferencias a un lado y formar alianzas entre los grupos de los vivos para afrontar una amenaza en común: los muertos vivientes.

Adaptarse, compartir y trabajar en equipo es la clave, no hay marcha atrás; sin embargo, no a todos les gusta.

‘Fear the Walking Dead’: Recuerde que la muerte no es el final
‘Fear the Walking Dead’: Recuerde que la muerte no es el final

Mantener a seres queridos con vida, sea cual sea el precio que haya que pagar, es la meta. Muchos han quedado en el camino y otros han buscado la conveniencia personal; tal vez el fin justifica los medios.

Resguardados dentron del Broke Jaw Ranch, Madison (Kim Dickens) y su familia viven un aumento en las tensiones diarias al aceptar que la milicia va desapareciendo, que los recursos vitales como el agua y la comida también, además de que hay una horda de zombies en los límites del rancho esperando por saciar su hambre.

Madison hará todo lo posible por mantener con vida a sus hijos Nick (Frank Dillane) y Alicia (Alycia Debnam-Carey). Ella se ha convertido en una mujer dura, calculadora, en una líder. En esta oportunidad tendrá que tomar decisiones y promover una tregua entre la familia Otto con el clan de Nation para dividir alimentos, armas y experiencias entre todos.

Esto solo significará que los problemas entre cada grupo estén a la orden del día. Los líderes no permitirán que las personas a su cargo sufran por los demás, mucho menos que arriesguen sus vidas por salvar las de otros.

La historia se desarrollará en diferentes escenarios, siempre manteniendo ligaduras entre los protagonistas. Así las cosas, veremos a Strand (Colman Domingo) disminuido, tocando fondo en su vida, pero con la consigna de renacer. Él busca un aliado para hacerse el dueño de la única divisa que queda en el mundo.

Por su parte, Daniel ( Rubén Blades ) retoma sus raíces de soldado. Se convierte en un fuerte defensor de la presa Gonzalez (aquella que es ahora como el Santo Grial de Tijuana y del mundo). Protege a Lola (Lisandra Tena) para que ella siga siendo quien maneje el suministro de agua.

Sin embargo, parece que lo único que lo mantiene con vida y esperanzas es encontrar en algún lugar a Ofelia (Mercedes Mason), su hija. Busca su rostro en todas partes, insiste en que está bien. Lo que no sabe es que ella regresa al lugar que él mismo abandonó hace poco tiempo junto a Madison.

Sorpresa hispana. Cada temporada de Fear the Walking Dead promete que traerá giros en su trama, precisamente eso es lo que quieren los productores Robert Kirkman y Dave Erickson en cada entrega, esta no será la excepción.

Incluso, el actor y músico Rubén Blades adelantó en entrevista con el periódico Milenio , que habrá un episodio hablado totalmente en español.

‘Fear the Walking Dead’: Recuerde que la muerte no es el final
‘Fear the Walking Dead’: Recuerde que la muerte no es el final

“Sé que AMC asumió esta decisión y me parece que es muy acertada porque estamos hablando del programa prime time en Estados Unidos y el hecho de que lo hayan producido de esta manera me parece relevante y excelente, sobre todo porque no hay antecedentes de algo así”, dijo el panameño.

Esta nueva temporada, aseguró Blades, plantea una oportunidad de reflexión sobre qué ocurriría si los esquemas de autoridad, de religión y orden cívico desaparecieran.

Este domingo se develarán muchos misterios con la transmisión de dos episodios a partir de las 7 p. m., en AMC.

VÉALO:

Domingo 10 de setiembre

Canal: AMC

Hora:7:00 P.M.

Etiquetado como: